Así fue como el Ejército desfalcó 5.500 millones de la Ley Reservada del Cobre

Ejército-574x382“Uno podría hacer un experimento de cómo generar corrupción. Poner muchísimo dinero en un lugar donde no haya ningún tipo de transparencia ni de fiscalización de lo que se está haciendo. Chile ha hecho ese experimento, se llama Ley Reservada del Cobre”, dijo Daniel Matamala en CNN sobre el escándalo del millonario desfalco que hizo el Ejército con el dinero que por ley, les toca recibir proveniente de las ventas del cobre.

 El punto de Matamala es que por ley, no se puede conocer cómo se gasta este dinero que debiera ser usado exclusivamente para comprar armamento, mantenerlo o para construir bases donde guardarlo, y no para que vaya los bolsillos de los altos mandos y termine en los tragamonedas de los casinos de juego, que es lo que ha pasado al menos en los últimos cinco años.

Un libro de investigación del periodista Mauricio Weibel, llamado “Traición a la patria”, ahonda en los detalles de este fraude también llamado “Milico Gate”, que desvió más de 5.500 millones de pesos de todos los chilenos entre 2010 y 2014. Estos son algunos de los puntos más importantes para entender cómo se desviaron los fondos y que compartió con la revista Qué Pasa.Cambio de mando en Ejército

1.- Uso de facturas falsas

El Ejército pagaba facturas falsas o ideológicamente falsas a empresas como Tecnocentro, Tajamar, Raúl Fuentes Quintanilla o Frasim, que no prestaban servicios y que servían como pantalla para desviar los fondos a los bolsillos de algunos altos mandos y otros militares.

De momento, se han acreditado 5.500 millones de pesos entre 2010 y 2014 desviados de esta forma. Sin embargo, aún no se investiga qué sucedió antes de 2010 y tampoco se han descubierto todas las empresas que participaron en el fraude.

Parada Militar 2013

2.- La máquina de defraudación

Fue en la unidad del Comando de Apoyo a la Fuerza, cuya misión es gestionar las compras con el dinero recibido por la Ley Reservada del Cobre, donde se originó el fraude. Las facturas ideológicamente falsas pasaban por ahí y los responsables hacían vista gorda para que los documentos pasaran directo al a tesorería. Los hombres de la CAF son manos derechas de la Comandancia en Jefe.

El IVA era retenido por las empresas “proveedoras” y el resto se desviaba para los bolsillos de los militares involucrados en el desfalco. Como el fraude involucra a varios estamentos del Ejército, desde la Comandancia en Jefe hasta los cabos,  la Justicia Militar tiene la tesis de que los involucrados podrían ser parte de una verdadera “asociación ilícita” para burlar los conductos regulares.

fuente alba

3.- Facturas sin revisar

En 2012, el general Jorge Salas Kurte, comandante de Apoyo a la Fuerza, dio la orden de que no se revisaran las facturas que pasaban por la CAF. El resultado: ese año se produjeron los desfalcos más millonarios.

4.- Casinos, propiedades y caballos

Los montos que debían utilizarse en compra de armamento y fueron desviados a los bolsillos de algunos militares, fueron ocupados en algunas excentricidades. Por ejemplo, el cabo Juan Carlos Cruz, hoy preso y quizás el ícono del desfalco, apostó 2.368 millones en el tragamonedas de un casino. El computador donde supuestamente tenía un Excel con los dineros desviados, fue destruido y no se sabe con certeza qué información tenía.

Otro de los investigados es el ex Comandante en Jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba, quien con un sueldo mensual líquido de 3.500.000 pesos ha acumulado un patrimonio multimillonario que incluye Audis y una multitud de propiedades.

Parada Militar 2013

5.- La Ley Reservada del Cobre

Desde 2000 a 2015, Codelco aporto 14.500 millones de dólares a la compra de armas vía Ley Reservada del Cobre. Anualmente, las Fuerzas Armadas seguirán recibiendo entre 500 y 600 millones dólares a través de esta legislación que busca financiar la compra de artillería. La particularidad es que los gastos no son supervisados por el Congreso ni por otra autoridad, ya que su secreto se considera necesario para resguardar la autoridad nacional.

Lo que no es gastado debiera ir a parar al Fondo de Contingencia Estratégica que administra el Banco Central. Se estima que hay 5.ooo millones de dólares guardados.  En 2020 habría 8 mil millones de dólares, lo mismo que buscaba recaudar la Reforma Tributaria.

// Agencia Uno

6.- Las investigaciones en curso

Mientras el ministro en visita Omar Astudillo investiga en la VI Fiscalía Militar la participación de militares en el desfalco, la fiscal Ximena Chong determina la responsabilidad de los civiles en los hechos.  En el Congreso, por su parte, se busca enviar un proyecto de ley para modificar la Ley Reservada del Cobre y de esta forma permitir que haya mayor transparencia y un tope máximo en los aportes del Estado al Ejército.