Inteligencia artificial ya puede detectar Alzheimer hasta 6 años antes del diagnóstico

Un gran avance científico para combatir a esta terrible enfermedad.

Científicos de la Universidad de California publicaron un nuevo estudio que demuestra que los softwares aplicados a la inteligencia artificial pueden acelerar el diagnóstico del mal de Alzheimer ayudando a los pacientes afectados a tratar la enfermedad aún en su estado precoz.

Publicada en el periódico científico Radiology, la investigación utilizó un tipo de diagramación cerebral con un algoritmo de aprendizaje digital, que aprendió a diagnosticar la etapa de la enfermedad neurológica progresiva aproximadamente seis años antes de que un diagnóstico clínico pudiera ser hecho.

 

 

De acuerdo con el principal investigador del estudio, el científico Jae Ho Sohn, uno de los grandes problemas del Alzheimer es que cuando los primeros síntomas clínicos se manifiestan y el diagnóstico se hace, gran parte de las neuronas ya murieron, lo que hace al Alzheimer irreversible.

De esta forma, el diagnóstico hecho con la inteligencia artificial de la Universidad de California puede proporcionar a los médicos un importante paso adelante hacia el tratamiento más eficiente y curable de la enfermedad neurodegenerativa crónica.

Durante los estudios, Sohn y su equipo acompañaron los niveles de glucosa en el cerebro de pacientes afectados, ya que la glucosa es la principal fuente de energía para las células del cuerpo humano. Si las células se enferman, interrumpen el flujo de glucosa. Los cambios son sutiles y requieren equipo a la altura para la detección.

Los científicos enriquecieron el algoritmo con información de exámenes de pacientes diagnosticados con el mal de Alzheimer, con un compromiso cognitivo leve o imperceptible. A partir de estos datos, el software de IA acertó el 92% de los diagnósticos en la primera prueba e increíbles 98% en el segundo, haciendo previsiones correctas hasta 76 meses antes del paciente recibir el diagnóstico de Alzheimer con los métodos tradicionales.

 

 

El investigador entrenó el algoritmo en exámenes de pacientes que acabaron siendo diagnosticados con enfermedad de Alzheimer, compromiso cognitivo leve o ningún disturbio, y el algoritmo comenzó a descubrir cómo predecir la enfermedad. El acierto fue de aproximadamente el 92% en la primera prueba y el 98% en el segundo, haciendo previsiones correctas en promedio 75,8 meses antes del paciente recibir el diagnóstico de Alzheimer.

A pesar de no estar listo para uso clínico, el algoritmo ya es considerado un auxiliar vital en el combate de la comunidad médica contra el mal de Alzheimer, con el objetivo de ayudar a los pacientes mucho antes de que la enfermedad progrese.