Investigan 8 mil millones en cuentas de ex comandante en jefe del Ejército

El ex comandante en jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba recibió abonos por 7.942 millones de pesos en sus cuentas corrientes nacionales y extranjeras entre los años 2008 y 2015.

Así lo reveló un reportaje de radio ADN, el que detalla una serie de depósitos, los que se encuentran siendo indagados por la Policía de Investigaciones.

En el artículo se señala que los abonos en efectivo, los que fueron realizados a una cuenta del Banco de Chile, equivalen a $2.118 millones entre 2010 y 2015, periodo que coincide con su permanencia al mando de la institución castrense.

En tanto, en el extranjero, Fuente-Alba y su esposa, Ana María Pinochet mantuvieron entre 2006 y 2013 dos cuentas en el HSBC Bank de Washington, las que recibieron depósitos por más de 1,3 millones de dólares.

En total son ocho cuentas bancarias las que se encuentran siendo investigadas en los bancos BCI, Security, de Chile, Scotiabank y BBVA, y que, según información en poder del Ministerio Publico coinciden con compras de autos de lujo y propiedades, las que comenzaron el año 2008, cuando el sueldo de Fuente-Alba bordeaba los 2,5 millones de pesos.

Consultado por este tema, el ministro de Defensa José Antonio Gómez destacó que exista una investigación judicial junto con manifestar que  cualquier antecedente que salga debe ser investigado en profundidad: “Deben tomarse las medidas legales que correspondan y el fallo final dirá qué responsabilidades hay en cada una de estas cosas”, apuntó el secretario de Estado.

Asimismo Gómez subrayó que “lo malo es que esta situación se produzca desde el punto de vista público sin tener claridad de dónde surgen esos recursos, si es así”.

En ese sentido la autoridad añadió que dicho monto no corresponde a un sueldo de un funcionario público, por lo que “si eso es realidad, es una situación que tendrá que aclarar, sin duda la investigación”.

A través de sus abogados el ex comandante en jefe del Ejército, aseguró que “el informe de la PDI de febrero de 2017 contiene gruesos errores que fueron aclarados por esta defensa al tribunal en marzo del 2017, a través de un peritaje debidamente fundamentado, que acredita legítimamente todo el patrimonio del general Fuente-Alba”.