Lobby de minera australiana logra reducir terrenos de Parque Nacional Patagonia

El gobierno redujo en casi 5 mil hectáreas la superficie de la red de protección, que fue impulsada por el gobierno de Michelle Bachelet, para beneficiar a la empresa australiana Equus Mining.

Un nuevo conflicto ambiental afecta al gobierno de Sebastián Piñera luego de que se diera a conocer que parte de los terrenos del Parque Nacional Patagonia fueron entregados a una minera australiana.

Se trata del proyecto minero Los Domos que pertenece a la empresa australiana Equus Mining, que se está impulsando a través de su división sudamericana Southern Gold, según consigna Interferencia.

La determinación del ejecutivo va en contra de un decreto que ingresó a la Contraloría General de la República el gobierno de Michelle Bachelet, donde se promulgaba el Parque Nacional Patagonia en la región de Aysén como parte de la Red de Parques de la Patagonia en la que se establece la creación de tres nuevos parques, y la ampliación de las áreas de protección entre las regiones de Los Lagos y Magallanes.

Las alarmas comenzaron a sonar en Aysén el pasado 11 de diciembre cuando se publicó en el Diario Oficial el oficio que crea el Parque Nacional Patagonia. Ahí se pudo advertir que la reserva tendría casi 5 mil hectáreas menos de las contempladas en el decreto original.

El proyecto minero se comenzó a desarrollar el 2017 cuando se tramitaron las primeras autorizaciones de concesiones mineras en el Juzgado de Letras de Chile Chico. Se trata de 19 plataformas de perforación que cuentan con 12 concesiones mineras, que se encuentran ubicadas a 18 kilómetros al suroeste de Chile Chico y a casi 400 metros de la Reserva Nacional Jeinimeni.

Las reuniones entre la minera y las autoridades, registradas bajo la ley de lobby, comenzaron en octubre 2017, momento en que seguía Bachelet en el poder. Durante el gobierno de Sebastián Piñera, ya se han dado 3 encuentros, en el primero de ellos estuvo presente el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward.

Desde Aysén critican el fuerte lobby detrás de la determinación del gobierno, además se destacaron irregularidades en materia medioambiental.

“No puedes, a partir del lobby de una empresa en particular, cambiar un decreto de una política pública que se estaba haciendo. Aquí se cambió una política pública para beneficiar un proyecto privado, ese es el problema”, sostuvo el secretario de la Corporación Privada para el Desarrollo de Aysén, Patricio Segura.

Además de esto, en diciembre de 2018 representantes de la Corporación Privada Para El Desarrollo de Aysén, de la Agrupación Social y Cultural Aysén Reserva de Vida y de la Corporación Para El Desarrollo Sustentable del Lago General Carrera, presentaron una denuncia en contra del proyecto ante la Superintendencia de Medio Ambiente por incumplimiento de la normativa ambiental debido a que éste no se sometió al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA).

“No cabe dudas que el proyecto en cuestión debió ingresar al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental en aplicación de la letra p) del artículo 10 de la Ley número 19.300; ello por tratarse de un proyecto cuyas obras o actividades se desarrollan: a) Al interior de un Sitio Prioritario para la Conservación de la Biodiversidad; b) al interior de una Zona de Interés Turístico; c) y, pese a existir controversia al respecto, a no más de 160 metros de los límites de la Reserva Nacional Lago Jeinimeni”, establece la denuncia.

Según consigna Canal Sur Patagonia, la empresa australiana Equus Mining, que a través de Southern Gold, presionó para reducir el Parque Patagonia para su proyecto “Los Domos” cerca de Chile Chico, posee concesiones en el sector conocido como Cerro Diablo, también en la zona de Ibáñez.

Por El Desconcierto