Noruega es el primer país en el mundo que prohíbe la deforestación

«Noruega sacará de su mercado cualquier artículo que provenga de la tala indiscriminada de árboles»

El problema mundial del calentamiento global es algo que aqueja a todo el planeta y ayudar a mejorar esta problemática es cuestión de todos. Una alternativa para ayudar con la causa es por medio de leyes que protejan directamente el medio ambiente y ayuden a la conservación de la naturaleza.

Es difícil hablar de educación ambiental cuando vemos día a día como las personas arrojan basura a los mares, deforestan los bosques, tiran en cualquier lugar químicos que dañan la capa de ozono. La solución a la problemática ambiental tambien parte de empezar en los países a elaborar leyes drásticas que ayuden a tomar conciencia a la gente y protejan directamente el medio ambiente como lo ha hecho Noruega.

www.libertadypensamiento.com 800 x 469

El país nórdico se convirtió en la primera nación del planeta en poner un alto a la deforestación. Aunque varias medidas se tomaron hace algunos años buscando poner en marcha planes para el cuidado y la protección de los bosques de Noruega, el gobierno anunció que se aplicará a todas las relaciones comerciales entre empresas locales y otras naciones.

El gobierno de Noruega aprobó un decreto que permitirá únicamente ayudar y darle validación en sus mercados a empresas e industrias que tengan iniciativas ambientales y sostenibles para el país, con el fin de diseñar un círculo verde en la economía mundial.

También cabe resaltar que en la Cumbre del Clima que se realizó en 2014, uno de los países que se comprometió a asumir las políticas de «cero deforestación» fue Noruega, en conjunto con Inglaterra y Alemania, naciones que también se mostraron interesados en el proyecto.

Las políticas de «cero deforestación» hacían énfasis en la prohibición de artículos provenientes de la tala indiscriminada de árboles y de especies nativas de la zona, como la madera de los pinos, el aceite de palma, papel, el tráfico de pieles de animales, entre otros.

Hasta el día de hoy Noruega ha sido una de las naciones a nivel mundial que a proyectado estratégias de conservación ambiental no solo para ayudar a su país, sino que ayuda con los demás estados en el planeta. En 2008 el país nórdico donó un billón de dólares a Brasil para contribuir a la preservación de la selva amazónica.