Objeción de conciencia no se ajustaría a derecho

El Karma de los ministros “charchas” al parecer no sólo es un problema que arrastraba Bachelet.   En un nuevo episodio de “mis ministros valen nada”, donde hoy el protagonista es el ministro Santelices (Salud) el problema sería un poco mayor, ya que la contraloría decretó que el famoso protocolo de objeción de conciencia, no se ajustaría a derecho.

Según consigna El Desconcierto, en un dictamen emanado desde la contraloría el miércoles 9 de mayo en la tarde, se indicaba que las instituciones que tengan convenios con el estado, no podrían acogerse a este subterfugio, ya que por recibir caudales públicos, forman parte de la red pública de salud.

Una vez conocido el dictamen del ente fiscalizador, la situación no quedó ahí.  ya que desde la bancada del Frente Amplio hicieron un llamado al gobierno a destituir al ministro de salud Emilio Santelices o que este “de un paso al costado”

“Creemos que lo que corresponde es que el ministro dé un paso al costado”

Indicó desde RD, el diputado Miguel Crispi, que también sañaló:

“esperamos que el gobierno al final del día tenga algo de sentido común y le pida la renuncia al ministro o quizás el camino más corto, que el propio ministro dé un paso al costado y renuncie”

Por otra parte, como una:

“grave negligencia en la dictación de este protocolo de aborto en tres causales, saltándose la normativa legal que regula la relación entre los servicios públicos y privados cuando reciben recursos del Estado”

Fue calificado el episodio por parte de la también RD, diputada Natalia Castillo.

Maite Orsini, también diputada del Frente Amplio, no descartó que el paso a seguir sea la acusación constitucional, quien a su vez dijo: “tal como lo dijimos en la interpelación al ministro, que este protocolo es ilegal, que el ministro ha incumplido con la ley y esa es una de las causales que contempla la Constitución para hacer una acusación constitucional, por lo tanto no descartamos hacerlo”.