Piñera Tocado a Fondo por Caso Exalmar

pinera_exalmar1Piñera, su entorno y los partidos de derecha están visiblemente tocados por los efectos del caso Exalmar; el cual, hagan lo que hagan, persiste en permanecer en el candelero. Particularmente sensible para ellos parece ser el conocimiento público de que Bancard no entregó los correos entre el hijo de Piñera y el gerente general, Nicolás Noguera. Tanto es así que elaboraron una estrategia defensiva consistente, de un parte, en responsabilizar a a la Fiscalía de la filtración, y de otra, enarbolar el gambito de que Piñera podría bajar su candidatura.

Los fiscales Manuel Guerra y Carlos Gajardo, a cargo de la investigación por negociación incompatible y uso de informa privilegiada en la compra de acciones de la pesquera peruana Exalmar, pidieron a Bancard la entrega de los correos del hijo del ex Presidente Sebastián Piñera, Sebastián Piñera Morel, con el gerente general  de la empresa, Nicolás Noguera.

Sin embargo, según publicó La Tercera, aquellos correos no fueron entregados a la Fiscalía, lo que fue confirmado por Cooperativa, y además no se incluyeron los antecedentes del fideicomiso ciego, pues solo se presentó el detalle del negocio con la pesquera peruana.

El ex Mandatario descartó que se oculte información, lamentó la filtración del caso y arremetió contra la Fiscalía.

“La filtración de información de la Fiscalía es un delito. Usted me está diciendo que la Fiscalía o alguien, porque esta información la tenía la Fiscalía, alguien está filtrando información y está cometiendo un delito. Da la impresión de que nadie se sorprende con eso. Si se cometen delitos dentro de la Fiscalía, o quienquiera cometió ese delito, y nadie se sorprende con eso, estamos muy mal como país”, dijo un Piñera recargado.

En la misma línea, el director ejecutivo de la Fundación Avanza Chile, Gonzalo Blumel, reafirmó aquello en radio Cooperativa:

“Eso es un delito en Chile, nuestra legislación así lo contempla y hay que ser muy cuidadoso en la forma en que esta información se traspasa, porque lo que se busca es usar estrategias de investigación que finalmente terminen favoreciendo ciertos intereses y no necesariamente la verdad jurídica que hay detrás en cada caso”, indicó.

La información entregada por Bancard se encontraba con reserva de 40 días, y contactado el abogado de la empresa, este no quiso dar declaraciones y afirmó que entregaron todo lo necesario.

El abogado querellante, Boris Paredes, sostuvo:

“Si efectivamente no se entregó toda la información deberían saber ellos por qué están ocultándola y obviamente el fiscal Guerra sabrá cómo llegar a la verdad y cómo establecer la información. Hay otros mecanismos que se pueden utilizar para ello y tal vez siguiendo con la buena fe podríamos pensar que no se entendió cuál era la información que se solicitaba así que ahora que la manden de verdad”.

El diputado DC Fuad Chahín, de la comisión investigadora, y el impulsor de la instancia, el socialista Juan Luis Castro, consideran grave que se oculte información.

“Solicitar para que pueda exigirse de manera obligatoria y certera y espero que esa entrega sea íntegra, sea completa. No quisiera pensar que están ganando tiempo para tratar de eliminar cualquier rastro de estos correos electrónicos y tratar de evitar que el Ministerio Público pueda tener toda la información para poder sacar adelante la investigación”, dijo Chahín.

El diputado Castro sostuvo:

“En otros países se puede denominar obstrucción a la justicia, vale decir, omitir información muy relevante o no entregarla en forma completa es un hecho que constituye un agravante en el proceso y espero que así lo califique la Fiscalía al momento de verificar realmente los hechos que han sucedido”.

Debido a las filtraciones, la Fiscalía Metropolitana Oriente desarrolló una reunión para analizar el tema, ya que los fiscales están en la mira del fiscal nacional Jorge Abbott por estos sucesos.

Radio Cooperativa afirmó que por ahora se descarta pedir una orden para registrar e incautar las oficinas de Bancard.

“Meses después… o años después”

Piñera continuó con su estrategia de alta exposición pública, en el intento de minimizar los daños del caso Exalmar. En entrevista con El Informante, volvió una y otrra vez sobre el tópico del “error” en la decisión  tomada por el equipo profesional de Bancard, quienes, en su opinión, “no consideraron el elemento político, ahora, seguro aprendieron la lección”.

Agregó que se enteró de la decisión de Bancard “meses o años después de ser presidente”, y que no pensó que le traería conflictos:

“Era una inversión pública; todo se hizo en forma transparente, todo se registró en el Banco Central, todo fue sujeto a la legislación chilena, se pagaron todos los impuestos que correspondían, por lo tanto fue una inversión legal y legítima”.

Una vez más, omitió el tema central, sobre el que el entrevistador tampoco lo interrogó: el hecho de mantener gran parte de su fortuna en un paraíso fiscal, para eludir el pago de impuestos en Chile.

Tomó distancia del tema de la entrega de los correos entre su hijo y el gerente general de Transbank International:

“Las inversiones y las decisiones de las empresas las toma el equipo profesional, que además públicamente dijo que iban a colaborar con la justicia y que iban a entregar la información pertinente a la Fiscalía”.

En esta entrevista volvió a dejar abierta la eventualidad de bajar su candidatura, con el sambenito que lo definirá en marzo:

“La política, actualmente, está cada día más violenta, más falsa, más tóxica, más basada en engaños, mentiras y demagogia y es un factor que yo considero para una eventual candidatura. y el segundo factor que voy a considerar es conversar con mi familia”.

¿Acaso no es sucio meter en el saco a los inmigrantes, para reducir los daños del caso Exalmar, señor Piñera?

Sobre este tema insistió en su propuesta:

“Brazos abiertos para acoger a los inmigrantes que vienen a aportar, y evitar que entren a Chile males que le causan un grave daño al país como el crimen organizado, la trata de personas, la delincuencia y la inmigración ilegal, entre otros”.

“Yo dije que en Chile hay bandas de extranjeros y es verdad que así es. Por ejemplo, la policía ha detectado que los que hacen la clonación de tarjetas son bandas muy especializadas que vienen del Este de Europa”, concluyó.

Fiscal Guerra responde a Piñera

El fiscal Manuel Guerra, a cargo de la investigación por eventuales delitos en el negocio que involucra a Bancard, la matriz de inversiones de Sebastián Piñera, y a la pesquera peruana Exalmar, se refirió a las aseveraciones del ex Presidente, que ha acusado a la Fiscalía de filtraciones en el proceso, luego de que se publicara que Bancard no habría entregado los correos entre su hijo –director de la empresa– y el gerente Nicolás Noguera:

“Las palabras del ex Presidente Piñera, en orden a que podrían existir delitos, debido a las filtraciones que se podrían haber originado en la Fiscalía, de la investigación que nosotros llevamos adelante en virtud de la querella interpuesta por el diputado Hugo Gutiérrez Gálvez, yo puedo decir que debe tener la tranquilidad de que nosotros no hemos efectuado ningún tipo de filtración de antecedentes. Más aún, nosotros procedimos a decretar el secreto de la investigación, precisamente para proteger antecedentes que se han ido allegando a la carpeta, y para poder trabajar con la tranquilidad y el rigor que el caso merece”.

Aclaró que su trabajo es investigar hechos que puedan ser constitutivos de delitos, sin considerar la investidura de los eventuales responsables:

“En esa virtud nos corresponde dirigir exclusivamente la investigación, buscando toda la información necesaria para poder escudriñar los hechos y llegar a la verdad y, en definitiva, al final de una investigación seria, objetiva y además responsable, determinar si existen o no hechos constitutivos de delito y si existen precedentes que permitan la participación culpable de alguna persona. Cuando eso ocurre, nosotros emprendemos el ejercicio de una acción penal, por la vía que dice la ley. Cuando eso no ocurre, y se ha acreditado que un hecho no es constitutivo de delito y no hay participación, normalmente la salida que se obtiene es el sobreseimiento definitivo”.

Asimismo, Guerra insistió en que Piñera “tiene que tener la tranquilidad de que nuestra investigación va a ser objetiva, seria y rigurosa”.

“Las decisiones que se tomen las vamos a tomar sobre la base de los antecedentes que vayamos reuniendo sin que haya de nuestra parte ninguna intencionalidad política, ni para favorecer ni perjudicar a nadie”, afirmó.

Explicó que aun es prematuro para establecer ciertas definiciones que se puedan tomar en la causa:

“No obstante, vamos a desarrollar todas las diligencias que estén a nuestro alcance, todas. Requiriendo de todo tipo de personas y autoridades que consideremos necesarias. Y si en su momento se hace necesario, también, obviamente, requiriendo la intervención de los Tribunales de Justicia”.

Agregó que mal podrían haber filtrado información, si fue la Fiscalía la que le asignó el rótulo de investigación secreta:

“Hemos tenido especial celo en cuidar que no se produzcan filtraciones. Para nosotros no es un tema menor. Es un tema importante resguardar que la investigación no se haga pública cuando nosotros mismos hemos decretado secreto. ¿Qué interés podríamos tener nosotros en que se conozcan antecedentes de una investigaación que nosotros mismos hemos decidido llevar en forma reservada, para proteger el éxito de la misma? No es para proteger a una persona determinada. No sé si se anticipa, pero no es bueno atribuir responsabilidades a instituciones que tenemos por misión llevar adelante investigaciones de hechos constitutivos de delitos”.

Agregó:

“Lo que puedo decir es que la investigación la llevo personalmente. La carpeta se encuentra en nuestro poder, no ha tenido acceso más gente, y puede tener la tranquilidad el ex Presidente, como todas las personas que son parte de este proceso, que nosotros vamos a actuar con el máximo rigor y cuidado que la investigación merece. A mí me interesa principalmente que la ciudadanía tenga la tranquilidad de que aquí se va a investigar todo lo que sea necesario, para determinar si en definitiva hay delito o no, porque esa es la misión que a nosotros nos entrega la ley”.

Por último, apuntó que acusar a la Fiscalía de filtrar datos se ha convertido en una tendencia:

“Ha sido una tónica que muchas personas, cuando se da a conocer un antecedente de investigación, tratan de endosar la responsabilidad al Ministerio Público sin tener ningún antecedente para ello. Creo que se está especulando sobre qué antecedente está o no en la carpeta, cuáles están o no. Pero no vamos a caer en ese juego, tenemos el deber de respetar el proceso que nosotros mismos hemos decretado”.