Un tesoro de minerales raros en Japón podrá cambiar la economía mundial

Una de las complicaciones más grandes para las industrias es que los minerales no son infinitos. La Tierra tiene una cantidad dada de ellos y cuando se termine, tendremos que ver nuevas formas de generar tecnologías. Pero Japón está más tranquilo en lo que a esto se refiere ahora que un grupo de científicos encontró un suministro enorme de minerales raros. Pero esto no es solo importante para la industria japonesa, sino que podría cambiar la economía mundial.

Algunos de estos minerales son usados para construir los elementos tecnológicos que más se venden, como son los smartphones o las baterías para los autos eléctricos. Sin embargo, en este momento China tiene una gran parte de los yacimientos, por lo que la economía de otros países depende de este país. Ahora que Japón también tiene un suministro, podría cambiar el comercio en general en esas regiones del mundo.

¿Qué nos dice el estudio publicado?

Que son las tierras raras
HEMERA/THINKSTOCK

El estudio fue presentado en la revista Nature y habla sobre este increíble yacimiento japonés. Se trata de minerales que contienen uno o más de los 17 elementos metálicos raros de la tabla periódica. Si bien están presentes en la corteza terrestre, generalmente están demasiado dispersos como para encontrarlos tan aglomerados en un solo sitio. China tiene la ventaja hasta ahora, marcando los precios en el mercado, por eso este descubrimiento es tan importante.

PUBLICIDAD

Con los suministros encontrados hay un total de Itrio para 780 años, Disprosiopara 730 años, Europio para 620 años y Terbio para 420 años. Se encuentran en la isla Minamitori, con exclusividad de Japón para su extracción. No es casualidad, ya que el país estaba buscando un yacimiento así desde hacía tiempo.

¿Cómo se generan estos minerales?

Que son las tierras raras 2
ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

Es posible que se formen con la actividad volcánica, pero la mayoría existe gracias a las supernovas, incluso desde antes que existiera la Tierra. Luego pasaron a formar parte de la superficie de nuestro planeta. Debido a la actividad tectónica los minerales fueron acercándose más a la superficie, pero dispersándose con el tiempo.

Aunque es una gran noticia para Japón, todavía hay un problema. Extraerlos es costoso y bastante difícil, así que tendrán que estudiar formas de llegar a ellos gastando la menor cantidad de recursos. De todas formas, es una noticia muy importante para la economía mundial.