3 amigas proponen incluir el lenguaje de señas en la malla curricular

Spread the love

Mayra Horchuk, una joven hipoacúsica, presentó un proyecto junto a dos amigas para que el lenguaje de señas sea una materia obligatoria en la educación secundaria argentina, y su iniciativa ha sido muy bien recibida.

verimg

Mayra Horchuk, inspiradora del proyecto

 

Horchuk está en cuarto año del colegio secundario en el Instituto Santiago Canclini de Leandro N. Alem, es hipoacúsica y tuvo un papel protagónico en la sesión del Parlamento Estudiantil. Sus amigas Sofía Sosa Milzuk y Daniela Ibarra Haase presentaron el proyecto “inclusión de sordos/ hipoacúsicos”. La iniciativa propone que se incluya en la currícula obligatoria de materias el lenguaje de señas, para que “docentes y alumnos crezcan con esta herramienta de integración y puedan unirse dos partes de la sociedad”.

En esta misma línea, la Escuela Especial N° 12 de Montecarlo presentó un proyecto de “difusión de enseñanza de idioma de señas”. Aldana, otra joven hipoacúsica, solicitó que haya un intérprete de señas en todos los establecimientos públicos – como hospitales -, ya que explicó que todos los sordos desean sentirse comprendidos destacando la gravedad de que un médico no entienda a su paciente.

“Nuestra experiencia con Mayra es extraordinaria”, explicó Sofía en su turno de defensa del proyecto en la sesión, donde fue ovacionada. “En un principio nos costó integrarla porque ni los maestros ni nosotros la entendíamos”, declaró. No todas las familias pueden pagar las sesiones de fonoaudiología, solventar tratamientos o comprar un par de audífonos tan fácilmente.

“No solo las dos partes tuvimos que hacer un gran esfuerzo para comunicarnos e integrarnos, sino que también aprendimos sobre los derechos humanos”, expresó Milzuk, que agregó que “todos tenemos derecho a ser incluídos, a tener una buena educación, a poder expresarnos. El sordo trata de incluirse, somos nosotros los que no estamos capacitados para entenderlo”, alegó. Por este motivo argumentó como necesario que en las escuelas comunes se enseñe el lenguaje de señas.

“En este congreso vi que todos trataron de comunicarse, tanto con Mayra como con Aldana. Es un orgullo tenerlas acá y tener esta oportunidad pero pensemos en todas las personas que nunca vemos, que no están acá”, dijo Sofía. Fue en ese momento en el que el recinto repleto de jóvenes, adultos asesores, diputados, estalló en aplausos reivindicando el mensaje de la estudiante: “Tenemos que mostrar que somos diferentes, que podemos romper esa barrera de la exclusión. Vale la pena aprender ahora”. Una gran idea, que todo indica entrará en vigencia próximamente.

Fuente: Territorio Digital

El Ciudadano