A Frei Montalva, no le debemos nada

Spread the love

PABLO VARAS ·
COLUMNAS, POLÍTICA

pablovaras1Frei Montalva para que ganara la elecciones presidenciales de 1964 recibió mucha ayuda. Fue el candidato de la CIA y el ejemplo que los Estados Unidos tenía para América Latina en los años sesenta la consigna fue la revolución en libertad. La Alianza para el Progreso iba repartiendo leche por todos los colegios, ayudando a los pobrecitos con hambre, diseñando planes de planificación familiar, y con la varita mágica del dinero tocaba los hombros de la clase política y generales de las Fuerzas Armadas de aquellos años. La CIA pagaba como si se tratara de saldos y novedades. Larga era la fila de “asalariados” Demócrata Cristianos, de El Mercurio en las oficinas de la embajada de los Estados Unidos, con la mano/poruña extendida,

Generales chilenos recibían sueldos en pesos/dólares, habían firmado sus contratos en sus cursos de la Escuela de las Américas, Manuel Contreras entre ellos y también de los que participaron en la planificación del asesinato el general Schneider. Sucede que el uniforme bien planchado y haciendo juego con zapatos lustrados, es un objeto que se puede vender o también arrendar, finalmente la historia militar Latinoamericana deja en evidencia que la estrellas al valor valen poco, no resisten una invitación a una recepción en una Embajada, y se derriten al olor y la sombra del dólar.

En los años sesenta la revolución cubana era joven, Guevara estaba vivo, Africa quería romper las cadenas del colonialismo, los soviéticos gozaban de buena salud y por los pasillos de la Casa Blanca aún se sentía la gran derrota de Playa Girón, de este lado de la calle todos gozaban de buena salud.

Frei Montalva ganó sus elecciones con una campaña presidencial extremadamente violenta y agresiva. Cada pancarta y afiche, cada frase en las radios tenía el inconfundible color del billete verde. Los Estados Unidos no descansaron, enviaron publicistas, dinero para propaganda, pagaban las encuestas……….una campaña del terror.

Eran también los años de la guerra fría, el mundo dividido en dos. Todos tenían que colocarse en algún lado para la foto, y Frei Montalva se colocó junto a los empresarios mineros norteamericanos que en esos años eran los dueños de toda la minería de cobre, Andes Copper Minning, Railway Cmpany. Todos nuestros recursos estaban en manos de extranjeros, y ellos colocaron todos los millones que hacían falta para que la Democracia Cristiana ganara las elecciones presidenciales de 1964.

Trajeron desde Miami a Santiago a Juana Castro, la hermana de Fidel y la pasearon por radios, diarios y revistas para que hablara en contra de Salvador Allende. Juana Castro decía que si Allende ganaba las elecciones presidenciales, los niños chilenos serían llevados a la Unión Soviética, que las familias serían separadas. Juana Castro lanzaba todos los dardos contra su hermano diciendo que era un carnicero, porque en Cuba la sangre corría por las calles.

En esos tiempos de propaganda electoral había un afiche que decía que no se le podía entregar una locomotora a un niño, y otro mostraba un tanque con la bandera de la Urss frente a La Moneda…..esos juegos del PDC.

Salvador Allende había recorrido su tercer intento para llegar a La Moneda, limpio, impecable, con un programa tan vigente en esos tiempos como en los actuales, extremadamente digno y consecuente.

Pero Chile tenía problemas mucho más graves que los actuales. Los cordones de marginalidad eran enormes, Pudahuel se llamaba Barrancas, las callampas pasaron a llamarse marginales. Los indicadores de analfabetismo eran abismantes. Brutal la mortalidad infantil, eran los tiempos del Chacal de Nahueltoro, del Congreso de Chillan de 1967. Elmo Catalán y Tirso Montiel mueren en Bolivia, eran días también de…… Chaihuin

Entre 1964 y 1970 los trabajadores defendieron sus derechos a salarios dignos, la CUT era un referente de un respetado prestigio, estaba en todas las manifestaciones. Las banderas de la central de trabajadores eran las que iban en primera fila de las manifestaciones obreras, no como ahora, en que sus dirigentes están entregados al modelo y la corrupción.

matanza irigoin.fw1964 – 1970 fue un periodo muy triste para la clase trabajadora y los más pobres…..Frei Montalva mandó a matar a los trabajadores.

Fue en Chile donde las calles se llenaron de sangre obrera. La historia de la patria tiene escrita que la calle se llena de demandas cuando el hambre está calando en los huesos, cuando sencillamente el futuro no está cerca. El promedio de vida no era el de estos tiempos, entonces es entendible que los sindicatos llamaran a ocupar las calles, lo pedido era muy justo.

Esta historia triste comienza en el año 1966. El día 3 de enero se inicia una huelga en el sindicato minero de El teniente, esos asuntos de mejoras salariales que son consecuencia de que los patrones no quieren pagar lo que corresponde. Las grandes mineras se llevaban nuestro cobre regalado por la clase política de aquellos años, los yanquis se resistían a subir los salarios, recordaremos que en esos tiempos la población universitaria solo era de un 3%……..país pobre.

muerteLas huelgas obreras en nuestra historia siempre han sido de carácter reivindicativo. Está en la historia de la vida política chilena, la huelga de los mineros de lota, pero las balas siempre son disparadas desde la vereda de los patrones……

A la huelga de El Teniente se suman otros campamentos mineros, El Salvador, Potrerillos, Llanca, Barquito, solidaridad de clase obrera, el mismo pliego de peticiones….. pan, techo y abrigo. Los pobres con hambre dan miedo y se declara estado de emergencia, el Gobernador era un militar, se llamaba Roberto Viaux Marambio. Siguiendo las normas establecidas, los dirigentes son detenidos, sus casas allanadas y el miedo comienza a fabricarse en los cuarteles con el aval de los dueños de las minas.

Frei Montalva ordenó que los mineros que apoyaran la huelga fueran expulsados de los campamentos, en El Salvador 300 familias fueron enviadas a Pueblo Hundido sin más pertenencias que sus propios vestidos. Los días de huelga también tienen un largo relato, el hambre se pasa en ollas comunes, es decir mantener el hambre esperando el día siguiente

El día 11 de marzo los mineros y sus familias estaban en el local del sindicato, era casi la hora de almuerzo, los camiones militares fueron llegando a la plaza del pueblo con personal armado, van a desalojar el sindicato, empezó a correr la voz de boca en boca.

Se llamaba LUIS HALD, era teniente de carabineros, él es quien da la orden de entrar para detener a los dirigentes sindicales que se encontraban en el interior del local. Todo se llenó de lacrimógenas lo que hace el aire irrespirable. Mujeres y niños intentan salir por las ventanas, todo se hace un infierno. El miedo lo inunda todo, qué hacer en esos instantes cuando la vida no vale nada frente al poder del Estado uniformado, y con tantas armas.

Los obreros que estaban en esos momentos en el sindicato se defendieron, lanzaban sillas y mesas, desde el otro lado, eran balas de guerra, una matanza donde la responsabilidad es Eduardo Frei Montalva.

Osvaldina Chaparro Castillo tenía treinta años, estaba embarazada de tres meses, su marido era un huelguista, la balas le rompieron el baso, y varias fracturas, finalmente es anemia aguda la causa de su muerte, asesinada por orden de FREI MONTALVA. Francisco Monárdes Monárdes, minero en huelga, muere por un disparo en la cabeza. Mauricio Dubó Borquez, minero en huelga, tenía 25 años, murió por desgarro de hígado y fractura medular, seis balas disparadas por los militares entraron en el abdomen. Manuel Contreras Castillo. Marta Egurrola Riquelme. Luís Alvarado Tabilo, una bala le partió el corazón. Ramón Contreras Pizarro, tenía 22 años. Delfín Galaz Duque obrero de 37 años……masacre de huelga obrera. El Congreso formó una comisión para investigar lo sucedido. La patria aún espera quien dio orden para gatillar piezas fiscales (balas) a tantos blancos móviles con salarios precarios

Salvador Allende estuvo en el cementerio cuando fueron enterrados los trabajadores asesinados bajo el gobierno de Frei Montalva, pero todo aquello no sería lo último, es por eso que a Frei Montalva………….NO LE DEBEMOS NADA.

Pablo Varas

El Ciudadano