Premio Nobel de la Paz: “Chile está al margen de la ley”

Adolfo Pérez Esquivel, defensor de los derechos humanos y presidente del consejo honorario del Servicio Paz y Justicia América Latina (Serpaj), se reunió en Chile con organizaciones de derechos humanos.

En el Foro Internacional sobre Desmilitarización y Cultura de la Paz, compartió con Martín Almada, abogado paraguayo, Premio Nobel alternativo de la Paz -quien descubrió los archivos secretos de la Operación Cóndor-, y con Susana Pimiento, -colombiana estadounidense-, que integra el movimiento Fellowship of Reconciliation (FOR).

ezquibel_263x350

Pérez Esquivel se entrevistó con Lorena Fries, directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos (Indh), el directorio de la Corporación Tres y Cuatro Álamos, y la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP).

En la conferencia de prensa que dictó en Tres y Cuatro Álamos se refirió a que en ese lugar donde Pinochet y la DINA instalaron -entre 1974 y 1976- un centro de detención y tortura, hoy funciona un recinto bajo dependencia del Servicio Nacional de Menores (Sename): “Una cárcel donde se mantienen encerrados menores infractores de ley”. Allí se refirió a que el Estado debe “financiar los sitios y museos de memoria, sin necesidad de estar sujetos a los cambios de gobierno”. “Tres y Cuatro Álamos debiera ser parte del presupuesto de la nación –dijo-, como en los ex campos de concentración nazis en Alemania. Pero ni siquiera ha sido restituido, y hoy es un centro de detención de menores, administrado por Sename, que es el representante legal, y Gendarmería. No sólo es absurdo, es criminal”, agregó.