Alberto Mayol: «Los noticiarios son una colección de actos de delincuencia»

Spread the love

alberto-mayol_816x544Según datos de la Dirección Nacional de Orden y Seguridad de Carabineros, entre enero y julio de este año en la capital disminuyeron los delitos de mayor connotación social en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Dentro de este tipo se encuentran los robos de vehículos motorizados, que bajaron un 1,2 %, y los robos en lugares habitados, que disminuyeron un 3,4 %.

El mismo análisis, llevado a nivel nacional, indica que en ese periodo los delitos violentos disminuyeron un 2,3 %, mientras que los delitos contra la propiedad bajaron un 1 %.

Los datos coinciden con los que maneja la Subsecretaria de Prevención del Delito, del Ministerio del Interior.

Al comparar las cifras del segundo trimestre de 2013 con el de 2015, la conclusión es que los robos de vehículos motorizados y los robos en lugares habitados han disminuido en un 1,2 y 0,6 % respectivamente en comparación entre el segundo trimestre del 2013

Mayol y canales de TV

En relación con la percepción ciudadana de inseguridad, el sociólogo y académico de la Universidad de Chile Alberto Mayol, autor del libro «El Chile Profundo» consideró que «los medios de comunicación cumplen un rol decisivo».

«Los canales de televisión han transformado los noticiarios en una gran colección de actos de delincuencia, cada vez mejor cubiertos», declaró.

En algunos sectores sociales, especialmente entre los más acomodados, la sensación de inseguridad les ha llevado a echarse a la calle para protagonizar sonoras manifestaciones de protesta.

Los «cacerolazos», que nacieron en 1971 como expresión de descontento de la burguesía santiaguina contra el gobierno de la Unidad Popular, de Salvador Allende, se han repetido en los últimos meses, especialmente en el sector oriental de la capital.

A juicio de Mayol, «el temor a la delincuencia se concentra precisamente en las zonas donde hay menos delitos», que son los sectores acomodados de Santiago.

En amplios sectores políticos y sociales está instalada la percepción de que en los tribunales existe una suerte de «puerta giratoria», de manera que los delincuentes raramente terminan en la cárcel.

Sin embargo, este planteamiento dista de la realidad. Chile es el segundo país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) con mayor tasa de encarcelamiento por cada 100.000 habitantes.

«La puerta giratoria no existe», enfatizó durante un encuentro empresarial el presidente de la Corte Suprema, Sergio Muñoz, quien recordó que en los últimos diez años, de los casos en los que se solicitó prisión, sólo en un 2 % fue denegada.

Reflexión de Burgos

El ministro del Interior, Jorge Burgos, aseguró que el país debe sentirse satisfecho de los niveles de seguridad de los que goza en relación con los delitos más duros, sin embargo, «hay ciertos tipos de delitos que causan legítima preocupación en la ciudadanía».

En ese sentido, el secretario de Estado aseguró que «no hay que caer en el simplismo de decir que ese miedo a ser víctima de un delito está instalado en las personas sólo como producto del exceso de noticias en los medios, que probablemente también lo hay».

«Pero, a pesar de ese modo un poco exagerado de tratar estas noticias en la televisión, sería simplificar las cosas hasta el extremo decir que esto es una campaña», admitió.

«Hay una situación de inseguridad que responde al sentimiento de las personas y de eso tenemos que hacernos cargo. Estamos trabajando en ello», agregó Burgos.

«No es fácil, pero creo que poco a poco, con policías profesionales como las que tenemos y resolviendo ciertos nudos en la cadena de la lucha contra el delito donde participan el ministerio público y los tribunales de justicia vamos a tener buenas noticias en el mediano y largo plazo», dijo el titular del Interior.