Aprende a detectar noticias falsas en redes sociales

Spread the love

El pasado domingo 4 de diciembre, Edgar Maddison Welch ingresó al local de pizzas Comet Ping Pong en Washington D.C., y descargó su rifle de asalto en plena hora punta. Por suerte, no hubo muertos ni heridos.

Luego de ser detenido, el hombre de 28 años se defendió ante la policía, declarando que se encontraba investigando por su cuenta una supuesta red de pedofilia y abuso de menores controlada por el Partido Demócrata que, según había leído en Internet, se desarrollaba en aquel local.

Como Welch, fueron millones las personas que cayeron en una de varias noticias falsas que se divulgaron en redes sociales durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos, fenómeno que incluso provocó la reacciones de gigantes como Facebook y Google.

Si bien Welch fue un caso extremo, no podemos negar que cada vez es más común encontrarnos con noticias falsas que se masifican tan rápido por su atractivo, que pocos siquiera la cuestionan, promoviendo la desinformación, la confusión e incluso el odio.

No hablamos de noticias claramente ficticias y con un toque humorístico como las de La Legal, sino derechamente información falsa que se viraliza como verdadera, en ocasiones con mala intención (como desprestigiar el Partido Demócrata, en el caso anterior). Otro buen ejemplo reciente fue la supuesta transmisión de porno en CNN. Lamentamos informales que tampoco sucedió y que toda la historia se originó en un solo twitt.

Entonces: ¿quién podrá defendernos? Hasta que Marvel cree al Capitán Escéptico y a su sidekick, el Chico Suspicacia, depende de nosotros pensar dos veces antes de creer y compartir lo primero que salga en nuestro feed de Facebook, Twitter o Instagram.

Ojo con los siguientes puntos, gracias a ellos podremos detectar noticias que sean falsas en nuestras redes sociales:

Parecen mentira

Las noticias falsas suelen usar lo extraordinario o polémico como gancho. Tomemos algunos ejemplos: «El Papa dice que el infierno no existe». What!? «CNN emite porno durante ¡media hora!» Esto pide a gritos que lo comparta ¿no? De hecho, parecen hechas a la medida para su viralización. Y así fue en ambos casos.

En esta ocasión, se cumple el dicho «demasiado bueno para ser verdad». No les vamos a mentir, es un trabajo difícil que requiere de bastante escepticismo, sobre todo cuando la noticia refuerza nuestras propias creencias, fenómeno que se enmarca dentro del sesgo de confirmación. Ésta es, de hecho, una de las principales razones de la rápida viralización de artículos, a juicio de Melissa Zimdars, Ph. D. en estudios de medios.

Si nos cae mal Trump, por ejemplo, tenderemos a creer a ojos cerrados en aquellas noticias que lo tienen como objetivo. Es «fundamental no dejarse llevar por las ganas de que una noticia sea cierta«, señala por otra parte Diego Geddes, redactor de El Clarín.

No te quedes con el titular

Que el titular no cuenta toda la historia es una regla que deberíamos aplicar para toda noticia, pero es especialmente útil para detectar aquellas falsas, señala FactCheck, proyecto de defensa del consumidor de la Universidad de Pensilvania.

Las historias falsas, al no tener sustento, suelen tener hoyos evidentes en su desarrollo (si es que siquiera tiene alguno). FactCheck ejemplifica con una noticia de ABCnews.com.co, un sitio que imita a una cadena de noticias real, cuyo titular era «Obama firma orden ejecutiva para prohibir el juramento a la bandera en escuelas». En el cuerpo de la noticia se citaba a «Fappy, el delfín antimasturbación». Claramente fake.

Ten ojo con los eventos del momento

Hay que tener especial cuidado cuando un tema está en boca de todos, porque es el caldo de cultivo ideal para las noticias falsas. El fallecimiento de Fidel Castro, sin ir más lejos, nos dejó una que se propagó como la gripe: que el cubano habría dicho que no moriría hasta ver la destrucción de Estados Unidos. Totalmente falso.

La tragedia del Chapecoense también dio lugar a varias: que la torre Eiffel se habría iluminado de verde como homenaje, que Cristiano Ronaldo habría donado varios millones de euros, como también el club Paris Saint-Germain. Todos falsos.

Entonces, cuando se trata del tema del momento, tener el doble de cuidado.

Fuentes, fuentes, fuentes

La fuente es el santo grial contra las noticias falsas. Si apareció en sitios como Ciper Chile, La Tercera o Awake-Chile (1313), lo más probable es que sea verdad (tampoco hay garantías, porque en ocasiones incluso saltan los filtros de sitios serios). Si la fuente es, en cambio, OMFGnewz.com o remediosnaturales.blogspot.com, conviene sospechar.

FactCheck también advierte sobre nuevos sitios que están surgiendo, que buscan hacerse pasar por sitios de cadenas reales, como el antes mencionado ABCnews.com.co. No se trata de trolls, sino de todo un modelo de negocios, ya que lucran mediante las visitas que llegan engañadas a sus sitios. ¿Cómo reconocer estos sitios truchos?

Tienden a utilizar dominios de tercer nivel (.com.co en vez de .com, por ejemplo), se actualizan poco, tienen mala ortografía y diseño deficiente, por no decir lamentable.

Confirma con otras fuentes

Cuando se trata de noticias inflamatorias, como suelen ser las falsas, es prácticamente imposible que solo un sitio tenga la exclusiva. Esto significa que una rápida búsqueda de otras fuentes que lo confirmen, te debería dar una buena idea de su veracidad.

Zimdars también sugiere hacerlo si la noticia te deja rabiando: «Si la historia te hace enojar MUCHO, es probablemente una buena idea seguir leyendo del tema en otras fuentes, para así asegurarte de que la historia que leíste no haya tratado intencionalmente de hacerte enojar (mediante información falsa o malintencionada)». Es decir, no solo es útil para noticias falsas sino también para aquellas tendenciosas.

Busca si han sido desmentidas antes

Los Jedis de esta cruzada son sitios que se dedican a desmentir noticias virales. El más importante y relevante para hispanoparlantes es, sin duda, Snopes. Aunque está en inglés y uno de sus focos es la política estadounidense, nos sirve porque toca varios virales globales, como el antes mencionado de Castro. Si lo que lees te huele raro, échale un vistazo a este sitio.

Revisa la fecha

Luego de la elección de Trump como presidente, FactCheck recibió varias consultas sobre una noticia que señalaba que una planta de Ford se habría cambiado de México a Ohio debido a la victoria republicana.

Resultó ser una media verdad. Efectivamente la planta se habría cambiado, pero la noticia databa de agosto de 2015. Aún así, muchos sitios de noticias falsas retomaron la información y le añadieron la vinculación a la victoria de Trump, because why not.

¿La lección? Las noticias falsas pueden camuflarse bajo medias-verdades que distorsionan a su gusto. Ojo con las fechas, porque nos darán una referencia y contexto para pillarlas infraganti.

Busca en reversa las imágenes

Es sencillísimo usar una foto de una protesta o una inundación de hace años o de otra parte del mundo, y decir que es actual y del país, y así sucedió con una que supuestamente mostraba el desabastecimiento en Venezuela:

Créditos: Allison Joyce – Reuters

Resultó ser una foto tomada en Nueva York. Cueck. Las imágenes son el mejor amigo de las noticias falsas, porque pocos se molestan en corroborar que la fotografía utilizada corresponde con el contexto que nos dan o si fue adulterada.

Esto tiene fácil solución y toma solo segundos. El buscador de imágenes de Google permite hacer una búsqueda en reversa, donde nos mostrará en qué otros sitios se ha publicado la imagen. Solo debes arrastrar y ya.

Otros recursos

Zimdars compiló una serie de sitios de noticias falsas en inglés y que está disponible aquí. La experta agrega que algunos de los incluidos sí reportan noticias reales, pero que tienden también a darle cabidas a rumores no confirmados y es por eso que forman parte de la lista. Para que no los uses de fuente cuando quieras entrar en una discusión seria o hagas tu tesis.

Otra medida proactiva es testear algunos de los plugins (extensiones) de Google Chrome, que te dan una mano dentro y fuera de Facebook, advirtiéndote qué noticias provienen de fuentes sospechosas.