Brasil y Portugal dejan a EEUU fuera de sus comunicaciones

Spread the love

90125520141101182031373Brasil establece comunicaciones seguras con Europa, sin la mediación de empresas estadounidenses que podrían estar involucradas en las actividades de espionaje a nivel nacional e internacional.

La empresa de telecomunicaciones estatal brasileña, Telebras, planea invertir unos 185 millones de dólares para construir, sin la intervención de tecnología de EE.UU., una estructura que conectará Brasil y Portugal a través del océano Atlántico, informa la agencia estadounidense de noticias Bloomberg.

La agencia destaca que esta medida sería consecuencia de las revelaciones de los casos de espionaje llevados a cabo por la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA, por sus siglas en inglés) contra los líderes mundiales, entre ellos, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff. Este proyecto comenzará a mediados de 2015 y debe terminarse en 18 meses.

La estructura servirá para fortalecer la comunicación entre Brasil y Europa, que actualmente depende de líneas que pasan por el territorio de EE.UU. El Gobierno de Brasil, que está muy irritado por el espionaje al que EE.UU.

sometiera a su mandataria, planea además la construcción de nuevos cables para conectar el país directamente con África y Asia, según declaraciones de la presidenta Dilma Rousseff, citada por la revista brasileña ‘EXAME’. En la línea del embargo a las empresas estadounidenses, las compañías Microsoft y Verizon se han quedado sin algunos contratos en Brasil y también en Alemania, dos países cuyas dirigentes fueron espiadas por la NSA. En 2016, estas dos empresas estadounidenses podrían dejar de ingresar 35.000 millones de dólares por cuestiones de falta de seguridad de sus sistemas.

Según los documentos filtrados por Edward Snowden, exagente de NSA, los servicios de Inteligencia de EE.UU., además de monitorear las comunicaciones de ciudadanos del mundo, espiaron por largo tiempo las llamadas telefónicas de 35 líderes internacionales, entre ellos, Dilma Rousseff y la canciller alemana, Angela Merkel.

Hispantv