Carta de médico Noruega, Voluntario en Gaza

Spread the love

doctorCarta del Médico Noruego que viajo voluntariamente a penas se enteró del ataque a Gaza.

Tuvo que sortear una serie de dificultades porque todos los pasos fronterizos estaban cerrados, tras esta larga dificultad logro ingresar a la sitiada Franja de Gaza y ahora está ayudando a salvar la vida de cientos de ciudadanos Palestinos gravemente heridos muchos de ellos en riesgo vital.

Dr. Mads Gilbert MD PhD

Queridísimos amigos,

La última noche fue extrema. La «invasión terrestre» de Gaza ha resultado inclasificable, con furgones cargados de personas mutiladas, destrozados, sangrando, temblando, muriendo -de todo tipo de palestinos heridos, de todas las edades, todos civiles, todos inocentes.

Los héroes en las ambulancias y en todos los hospitales de Gaza están trabajando turnos de 12-24 horas, demacrados por la fatiga y por la inhumana carga de trabajo (sin haber recibido el pago de su salario en toda Shifa durante los últimos 4 meses), se preocupan, tratando de clasificar, tratando de entender el incomprensible caos de cuerpos, partes y tamaños, extremidades, de los que pueden caminar, de los impedidos para caminar, de los capaces de respirar por sí mismos, o que llegan sin respiración autónoma, sangrantes, o seres humanos no sangrantes. ¡SERES HUMANOS!

Ahora, una vez más, tratados como animales por «el ejercito más moral del mundo» (suspiro).

Mi respeto por los heridos es infinito, en su determinación contenida en medio del dolor, la agonía y el shock; mi admiración por el personal y los voluntarios es infinita, mi cercanía a la «gente» palestina me da fuerzas, si bien a veces sólo quiero gritar, abrazar a alguien con fuerza, llorar, oler la piel tibia y el cabello de un niño abrigado, cubierto de sangre, protegernos a nosotros mismos en un abrazo sin fin -pero no podemos permitirnos eso, ni tampoco ellos pueden.

gazaCaras grises y cenicientas -¡Oh, no! Ni un solo cargamento más de decenas de mutilados y sangrantes, todavía tenemos lagos de sangre en el suelo de la sala de urgencias, montones de goteos, vendas empapadas de sangre para ser limpiadas -¡oh! -los de la limpieza, están en todas partes, rápidamente quitando la sangre y los tejidos descartados, el pelo, la ropa, las cánulas -las sobras de la muerte- todo retirado y quitado del medio… para estar preparados otra vez, para que se repita todo y empiece de nuevo.

Más de 100 casos llegaron a Shifa en las últimas 24 horas. Suficiente para un gran hospital bien capacitado y equipado con todo, pero aquí no hay casi nada: ni electricidad, ni agua, ni materiales desechables, ni medicamentos, ni Quirófano; ni mesas, ni instrumentos, ni monitores; todo está oxidado y es como si se hubiera tomado de los museos de los hospitales del ayer. Pero no se quejan estos héroes. Siguen adelante con ello, al igual que los guerreros, de frente, enormemente resueltos.

Y mientras escribo estas palabras para ti, solo, en una cama, mis lágrimas fluyen, lágrimas cálidas pero inútiles por el dolor y la pena, de ira y miedo. ¡Esto no está sucediendo!

Y entonces, ahora mismo, la orquesta de la máquina de guerra israelí comienza su sinfonía macabra de nuevo, justo ahora: salvas de artillería de los barcos de la marina justo bajo la orilla, el rugiente F16, los apaches y los repugnantes drones (en árabe les llaman ‘Zennanis’, mosquitos o zancudos zumbadores) saturando el aire. Todo esto es fabricado y financiado por Estados Unidos

Mr. Obama, ¿tienes corazón?
Te invito a pasar una noche, sólo una noche, con nosotros en Shifa. Disfrazado como un limpiador, tal vez.

Estoy 100% convencido que cambiaría la historia.

Nadie con corazón y con poder nunca podría pasar una noche en Shifa e irse de aquí sin estar decidido a poner fin a la masacre del pueblo palestino.

Pero los crueles y despiadados han hecho ya sus cálculos y han planeado otro ataque «dahyia» en Gaza.

Los ríos de sangre seguirán corriendo la próxima noche. Puedo oír que han afinado sus instrumentos de muerte.

Por favor. Haz lo que puedas. Esto, esto no puede continuar.

Mads

Gaza, Palestina Ocupada
Mads Gilbert MD PhD (Departamento Médico)
Professor and Clinical Head
Clinic of Emergency Medicine
University Hospital of North

Traducida por Ana Maria

Texto original: http://www.middleeastmonitor.com/articles/middle-east/12920-letter-from-gaza-by-a-norwegian-doctor