Cómo y por qué puede ser bueno meditar

Spread the love

140709104352_meditation_businessman_bench_barefooted_624x351_thinkstockEn este mundo alborotado y frenético, está ocurriendo una silenciosa revolución.

Una antigua práctica sagrada está pasando por un período de popularidad sin precedentes tanto entre personas religiosas como no religiosas.

Mujer meditando
Originalmente, la palabra viene del latín «meditatio», que indica un tipo de ejercicio intelectual.

Desde ejecutivos corporativos, quienes juran que les ayuda a ser líderes más eficaces, hasta estudiantes en las aulas de clase y toda la gama en medio encuentran que la meditación les da las herramientas para lidiar mejor con el estrés de la vida moderna.

Pero, ¿qué es la meditación y cuáles son sus funciones religiosas y raíces filosóficas?

Es difícil de definir, pero en su expresión más simple significa vivir puramente en el momento, prestar atención a lo que se está haciendo y a cómo se está haciendo.

La mayoría de las tradiciones espirituales incluyen formas de meditación, como la introspección silenciosa o la contemplación religiosa.

Pero los budistas han puesto la meditación en el corazón mismo de su filosofía y su sistema de creencias.

Para ellos la meditación es un componente importante en su camino hacia el despertar espiritual, hacia la iluminación.

Hay una variedad grande y desconcertante de técnicas de meditación para alcanzar ese estado, pero en general lo que todas pretenden desarrollar son las cualidades de conciencia de uno mismo, enfoque, compasión y, en última instancia, entendimiento y sabiduría.

Pero en el mundo laico, una de las grandes atracciones de la meditación son los beneficios para la salud.

Primero, lo básico: respiración y postura

Meditación
Meditación

Los beneficios de la meditación para la salud

Haz clic en cada palabra para leer sobre algunos estudios que respaldan unas de las ventajas que se le atribuyen a hacer yoga.

.

GUÍA INTERACTIVA

Cerebro

Estómago

 Sistema inmunitario
 Corazón
  • Cerebro

    La práctica de la meditación está asociada con cambios en la estructura física del cerebro.

    Un estudio publicado en 2005 del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos encontró que las áreas asociadas con la atención y la manera en la que procesamos información sensorial eran más gruesas entre quienes meditaban.

    El estudio también indicó que la meditación podría hacer más lento el envejecimiento del cerebro.

    Estómago
  • Cuando nos estresamos, nuestro cuerpo desactiva las funciones no esenciales como la digestión y la reproducción.

    La Universidad Plattsburgh State de Nueva York encontró que la meditación puede indirectamente mejorar el funcionamiento del sistema digestivo pues reduce el estrés.

    Y un estudio sueco de 2011 utilizó meditación de conciencia plena y mostró una reducción de los síntomas del síndrome de colon irritable que se mantuvo por más de un año después de completar el tratamiento.

    Sistema inmunitario
  • La meditación puede estimular al sistema inmunitario o inmunológico.

    Un estudio de 2003 publicado en ‘Psychosomatic Medicine’ encontró que los anticuerpos a la vacuna de influenza aumentaron significativamente entre los sujetos que meditaban.

    Corazón
  • Como la meditación reduce el estrés y la ansiedad, se piensa que puede ayudar a reducir la presión sanguínea y las enfermedades cardíacas.

    Un estudio llevado a cabo en Texas en 2003 entre pacientes mujeres con dolencias del corazón mostró una mejora significativa en la habilidad de las participantes para controlar los factores de estrés adversos.