Confirman presencia de moléculas orgánicas en atmósferas de cometas

Spread the love

Un equipo internacional de científicos, utilizando el Atacama Large Millimeter / submillimeter Array (ALMA) ha confirmado la presencia de moléculas orgánicas en las atmósferas de los cometas. 

© NASA/ESA HUBBLE; M. CORDINER, NASA, ET AL.

Gracias al potente telescopio, los expertos han obtenido imágenes en 3D de las atmósferas ‘fantasmales’ que rodean los cometas ISON y Lemmon. Estas nuevas observaciones han proporcionado pistas importantes sobre cómo y dónde se forjan los productos químicos que forman estos cuerpos, incluidos los compuestos orgánicos. Algunos de ellos, han recordado los científicos, son más antiguos que el Sistema Solar. 

Por ello, la comprensión de su composición química única podría revelar mucho sobre el nacimiento de la Tierra y el origen de los compuestos orgánicos, que son los componentes básicos de la vida. «Hemos logrado una importante cartografía de las moléculas del cometa que ayudarán a entender su naturaleza», ha explicado el jefe del equipo Martin Cordiner. 

Las observaciones de ALMA se obtuvieron mediante la combinación de las imágenes en dos dimensiones en alta resolución de los cometas, con los espectros obtenidos a partir de tres moléculas orgánicas importantes: cianuro de hidrógeno (HCN), isocianuro de hidrógeno (HNC) y formaldehído (H2CO). Estos espectros se midieron en cada punto en cada imagen. 

Además, se determinó también las velocidades de las moléculas presentes, datos que proporcionaron la tercera dimensión, indicando la profundidad de las atmósferas cometarias. 

Los nuevos resultados revelaron que el gas HCN fluye hacia el exterior del núcleo, en todas direcciones, bastante uniformemente, mientras que HNC se concentra en grupos. La gran resolución del ALMA ha recogido con claridad estos grupos en movimiento en diferentes regiones atmosféricas del cometa en un día cotidiano, incluso ha podido captar datos de hora en hora. 

MATERIALES RESISTENTES A LA DESTRUCCIÓN 

Estos patrones distintivos confirman que las moléculas de HNC y H2CO se forman en las atmósferas de la roca y proporcionan nuevas pruebas de que HNC puede ser producido por la descomposición de grandes moléculas o polvo orgánico. «Entender el polvo orgánico es importante, ya que estos materiales son más resistentes a la destrucción durante la entrada en la atmósfera, y algunos se podrían haber presentados intactos en la Tierra primitiva, lo cual fomentaría la aparición de la vida», ha indicado otro de los autores Michael Mumma. 

Estas observaciones abren una nueva ventana en este componente poco conocido de los compuestos orgánicos de cometas. «ALMA, no sólo ha permitido también identificar moléculas individuales en la atmósfera, sino que también nos da la capacidad de mapear sus dónde se encuentran con una gran sensibilidad», apunta el trabajo, que ha sido publicado en la revista ‘Astrophysical Journal Letters‘.