Consecuencias del desastre de Fukushima

Spread the love

radiacion--588x257Una serie de estudios que comenzó meses después del accidente nuclear en Fukushima en 2011 ha sido publicada en la revista científica Journal of Heredity, mostrando las serias consecuencias de la filtración de radiación. Los estudios han mirado a un rango de organismos no humanos y mostrados el daño genético, mutaciones y el declive en la población de estos como resultado del desastre.

Un número creciente de los resultados empíricos de los estudios realizados en aves, monos, mariposas y otros insectos sugiere que algunas especies se han visto seriamente afectados por las emisiones radiactivas relacionadas con el desastre de Fukushima.

Todos los estudios publicados, comparten la hipótesis de que una exposición baja a radiación ionizante, cómo la que precedió a Fukushima, provoca daños genéticas e incrementa los rangos de mutación tanto en células reproductivas como no reproductivas.

Un estudio que analizó las mariposas comunes azules, encontró reducción de tamaño, retraso en el crecimiento, alta mortalidad y anormalidades morfológicas tanto en mariposas de los sitios contaminados como a su descendencia. Algunos resultados incluso sugieren que las mariposas de Fukushima podrían haber evolucionado resistencia a la radiación.

Otra investigación demostró que las semillas de arroz en los sitios contaminados han activados genes de autodefensa, que pueden estar involucrados con el proceso de replicación y reparación del ADN y la meurte celular, en respuesta a la radiación gama de bajo nivel

Un análisis de los estudios analizó a especies de Chernóbil y Fukushima que mostraron las graves consecuencias de las radiación, como por ejemplo una gran disminución de población en aves, mariposas y cigarras, así como cambios morfológicos en las plumas de los pájaros.

los estudios podrán ser una refresencia futura en el análisis de los efectos secundarios de las filtraciones de radiación en el medio ambiente. Análisis detallados de los impactos genéticos en las poblaciones naturales ayudarían a predecir cuanto tiempo tomará a las comunidades salvajes recuperarse de un desastre nuclear.