Contralor fija un límite para las pensiones del personal de Gendarmería

Spread the love

sin_post_1726_0Tras meses de polémica en Gendarmería por el cálculo de las jubilaciones de algunos ex funcionarios, que provocaron incluso que el ex subdirector Freddy Larenas le solicitara una aclaración al director nacional Tulio Arce —porque se había instalado entre el personal del servicio el «fuerte comentario» de pensiones supuestamente «abultadas»—, el dictamen 42.701 del contralor general de la República, Jorge Bermúdez fijó el criterio con que se debe estimar a partir de ahora el pago a los empleados en retiro.

En el documento —firmado por Bermúdez el 9 de junio y que ayer se dio a conocer a los gremios de Gendarmería— se confirmó un dictamen anterior que declaró ilegal las pensiones de cinco funcionarios retirados que superaban el tope legal de 60 UF ($1.524.000).

El contralor estableció que las jubilaciones de los uniformados —oficiales y suboficiales— y del resto del personal penitenciario no podrán exceder el límite que se aplica a los otros empleados del Estado.

Así, según los cálculos de los gremios de Gendarmería, la pensión de un oficial que llegó al grado de coronel con 30 años de servicio pasaría de unos $3.600.000 a $1.524.000 mientras que la de un suboficial variaría de $1.600.00 a $1.100.000.

La resolución del contralor de acuerdo a lo indicado en el texto, no afectará a las pensiones ya tramitadas.

Molestia en gremios

El dictamen de Bermúdez no fue recibido de buena manera por las entidades gremiales de la institución. Sus dirigentes plantearon que el contralor omite una ley especial de 1993 que traspasó a los funcionarios de Gendarmería del sistema de AFP a la Dirección de Previsión de Carabineros (Dipreca).

El director de la Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios, Óscar Benavides, señaló que «este oficio genera un conflicto importante porque afecta a las plantas de oficiales suboficiales y profesionales. Estos cinco casos sientan jurisprudencia administrativa y los parámetros de medición para las 200 jubilaciones que deberían tramitarse durante este año».

Para el presidente de la Asociación de Suboficiales y Gendarmes, Joe González, «si el personal se mantiene en Gendarmería es únicamente por la esperanza de una jubilación digna, en consideración con los 30 años que se pasan penurias en un sistema colapsado, abandonado, donde reina la violencia y las carencias».

Los dirigentes admitieron que podría haber anomalías en los cálculos de algunas pensiones, pero pidieron que estas sean revisadas caso a caso y que no se cause perjuicios a los otros funcionarios: «El contralor objeta este tema porque efectivamente le llegaron resoluciones con diferencias de dinero entre funcionarios con un mismo grado, y eso le pudo generar suspicacias», dijo González.

Los dirigentes gremiales anunciaron que sus asociaciones presentarían un recurso de amparo ante la Corte de Apelaciones de Santiago.