Contraloria Cuestiona al diputado Andrade(PS) y pensión de su señora

Spread the love

Hoy se conocieron nuevos antecedentes de la lucrativa relación entre el matrimonio Andrade-Olate y Gendarmería. La esposa del histriónico diputado socialista, tras 11 años como profesional técnico en la institución, se embolsa más de $5 millones como pensión. Situación que nuevamente tiene al Contralor encima de los dineros de la pareja.

Myriam Olate Berrios, periodista y esposa del presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade (PS), ingresó a Gendarmería en 1994 desempeñándose como “profesional del área técnica”. En 2007, el entonces ministro del Trabajo fue cuestionado desde Contraloría por $24 millones en asesorías no acreditadas a la institución realizadas entre 2001 y 2003. Con el regreso de Michelle Bachelet al gobierno —proceso en el que colaboró con su marido— Olate vivió su mejor año con una extraña fluctuación de su remuneración en hasta un 545%, pasando de $1.7 millones a $10 millones en dos meses. Hoy, tras 11 años en la institución y habiendo presentado su renuncia voluntaria, recibe $5.214.799 pesos como pensión.

Andrade caja pagadora

CONTRALORÍA: ANDRADE ES CONTRATADO EN 2003 PARA PROGRAMA QUE TERMINÓ EN 2001

Según consigna el portal Chile B, Osvaldo Andrade habría realizado asesorías en “gestión en procesos de rehabilitación” para reos, entre 2003 y 2005, por los que recibió $24.499.042. No obstante, Contraloría —con Ramiro Mendoza a la cabeza— dictaminó que “no se encontró evidencia de los informes finales estipulados en los contratos, respecto de los objetivos alcanzados con sus aportes a Gendarmería”.

Según Contraloría, Andrade prestó servicios al FOSIS entre junio y agosto de 2003; sin embargo “el contrato de asesor es a contar del 01 de septiembre de ese año”, destaca el documento del 7 de enero de 2008. No obstante, según el mismo informe, “Contraloría solicitó al FOSIS información sobre el citado programa (…) en el que participó Gendarmería, desarrollado entre los años 2000 y 2001, no encontrándose antecedentes que evidencien la continuidad del Programa con posterioridad”.

Así, Andrade habría sido contratado por el FOSIS en 2003 para un programa que terminó en 2001,según el informe de Contraloría.

LOS MILLONARIOS AUMENTOS DE OLATE

En 2014, cumpliendo 10 años en la institución y tras el regreso de Bachelet al sillón presidencial, Olate asume como subdirectora técnica de Gendarmería, deja de estar “a contrata” para pasar a ser “funcionaria de planta” y ejercer un cargo directivo. Así, entre enero y septiembre recibió pagos por un total de $37.579.245 —según el Portal de Transparencia de Gendarmería—. Si se divide ese monto en los nueves meses, ha recibido mensualmente un promedio de $4.175.472.

Sin embargo, según constata la investigación de Chile B, en esos meses el sueldo de la periodista osciló entre $1.737.191 en febrero y abril, hasta los $10.154.363 correspondientes a junio, lo que significó una fluctuación de su remuneración en hasta un 545% en dos meses. En la oportunidad, Gendarmería aseguró que las variaciones se deben a su cambio de cargo, pasando de “profesional área técnica” a subdirectora de área técnica; no obstante, sólo en febrero y abril se repiten los sueldos.

Desde la institución precisaron además que Olate no recibió el mismo sueldo durante todo el año ya que, tal como ocurre con todos los funcionarios públicos, cada tres meses recibe un bono y el pago de su sueldo como subdirectora se paga “retroactivamente” ya que “asumió el cargo antes de que se hiciera el cambio de remuneración”. Así, desde la institución aseguran que su sueldo de agosto —$4.021.444— “debiera” ser salario regular. Su antecesor recibía una remuneración de $3.806.891.

PENSIÓN DE OLATE: MÁS DE $5 MILLONES MENSUALES

Luego que Contraloría cuestionara las millonarias pensiones pagadas por Gendarmería, salió a la luz que la esposa del diputado recibe una pensión de $5.214.799 pesos mensuales desde que se le aceptó su renuncia voluntaria al cargo de Subdirectora Técnica a contar del 1 de octubre del 2015. Más de un millón por sobre lo que ganaba como funcionaria de planta.

A través de una resolución de la Contraloría —firmada por Jorge Bermúdez— se declaró ilegal las pensiones de cinco funcionarios retirados que superaban el tope legal de 60 UF (1.562.916 pesos, al valor del martes 28 de junio). Monto que Olate, quien se desempañaba como profesional Civil, supera con creces.

Coordinador de Opinión en El Demócrata. Estudiante de periodismo de la Universidad de Chile. Queremos fortalecer la democracia sumando nuevas voces al debate. Abrir espacios para que los distintos puedan encontrarse y dialoga