Educación 2020,agenda inmediata de fortalecimiento de la Educación Pública

Spread the love
Opinión de Educación 2020 sobre agenda inmediata de fortalecimiento de la Educación Pública
 
 

E2020 celebra las medidas, esperando que los recursos se entreguen contra Convenios de Desempeño exigentes.

 

El día de hoy el Gobierno ha anunciado una agenda inmediata de medidas para la Educación Pública, las que contemplan el apoyo financiero a los municipios y un plan de fortalecimiento con énfasis en infraestructura, educación integral, formación de directivos, docentes y asistentes de la educación, y participación estudiantil.

En este sentido, como Educación 2020 opinamos lo siguiente:

Celebramos profundamente que se presente esta agenda inmediata para el fortalecimiento de la Educación Pública, algo que Educación 2020 venía proponiendo desde el año 2010. La Educación Pública está en crisis y es fundamental que esta agenda reconozca esta situación, otorgándole un sentido de urgencia, en beneficio de todas y todos los ciudadanos.

El apoyo financiero consistirá en entregar 20 mil millones de pesos durante este segundo semestre (con una proyección de aumento de recursos hasta el 2018). Estos recursos serán asignados mediante Convenios de Desempeño entre el Gobierno y los municipios, de manera de garantizar su buen uso. Destacamos este mecanismo y esperamos que estos Convenios incluyan, por parte de los municipios, compromisos explícitos de mejoras de gestión, en cuestiones tales como administración, recursos humanos, concursos de personal y directivos, entre otros, contemplando un apoyo efectivo de parte del Gobierno para cumplir con estos objetivos.

Valoramos, además, que estas medidas apunten a la calidad de la educación, tanto en lo referente a las condiciones de la enseñanza (infraestructura), como en los procesos de aprendizaje (apoyos a directivos, docentes y asistentes de la educación).  

Es necesario además que estas medidas se articulen con programas similares ya existentes, como es el caso de los programas de formación de directores y profesores.

Finalmente, entendemos, tal y como lo manifiesta el Gobierno, que esta no es la solución definitiva, sino un paso necesario, importante e ineludible, en el camino hacia una nueva Educación Pública, que resuelva los problemas estructurales del sistema a través de un proceso de desmunicipalización participativo que establezca no sólo una nueva institucionalidad para la Educación Pública del país, sino también le dé un nueva épica, donde la Educación Pública sea el estándar de calidad del sistema educativo y un lugar de encuentro de todos los niños y niñas de Chile.