El 50% de los colegios con más bajo resultado en Simce es subvencionado

Spread the love

Análisis consideró sólo a recintos de la Región Metropolitana en cuarto y octavo básicos.

simce 50por100La mitad de los colegios de la Región Metropolitana con peor desempeño en la prueba de Matemática del Simce son recintos particulares subvencionados. El cruce de datos se realizó con los resultados del test 2013 de cuarto y octavo básicos, considerando a aquellos establecimientos, según su nivel socioeconómico, que se posicionaron en el 10% de peor desempeño en la prueba. Por ejemplo, en cuarto básico, del total de recintos de la capital, 179 se encuentran en la categoría de desempeño insuficiente. De ellos, 29% es municipal, 55% subvencionados y 16% pagados.

En octavo básico, un total de 176 recintos se encuentra en el 10% de menor rendimiento. De estos, 38% es municipal y 48% subvencionado (ver infografía).

Las comunas con el mayor número de colegios de menor desempeño en cuarto básico son La Florida, con 21 recintos (11,6% del total considerado) y San Bernardo, con 15 (8,3%). En octavo, La Florida suma 13 colegios en este rango (7,3%), seguida por Maipú, con 12 (6,8%).

A juicio de los expertos, la concentración de malos resultados en el sistema subvencionado se podría explicar porque en la capital hay mayor concentración de este tipo de colegios. Sin embargo, Ernesto Treviño, experto en educación de la U. Diego Portales, agrega que “las escuelas municipales, en promedio, son las más eficaces para atender a los niños vulnerables. Por eso, no es extraño que las escuelas subvencionadas tengan una mayor representación entre las de resultados bajos”.

Otro dato que arrojó el cruce es que la mayor concentración de malos resultados está en los niveles socioeconómicos medio y medio bajo.

Riesgo

El panorama complica a algunos expertos, que prevén que esos mismos colegios serán los que podrían cerrar si no mejoran sus puntajes de acuerdo con la ordenación de la Agencia de Calidad de la Educación. La política busca, por primera vez, ordenar a los colegios según su rendimiento por Simce, el que pesa 67%, y por otras variables, como autoestima y satisfacción de los padres. Las categorías serán cuatro: alto rendimiento, desempeño medio, medio-bajo e insuficiente.

“Dada la alta ponderación que tienen los resultados de aprendizaje (Simce), es probable que estas escuelas caigan en la categoría insuficiente, por lo que deberían recibir por parte de la Agencia recomendaciones para la mejora, a través de una visita evaluativa que haga un análisis en profundidad”, dice Treviño.

El secretario ejecutivo de la Agencia, Carlos Henríquez, dice que el objetivo de la política es que “todas las escuelas mejoren, no el cierre de ellas. Por lo tanto, el foco debe orientarse a generar los apoyos respectivos para movilizar los aprendizajes de todos los niños. Cuando el foco se pone en la consecuencia del sistema de aseguramiento (el cierre de las escuelas), lo que corresponde a la mirada anterior, se está adoptando una visión reduccionista (…), rendición de cuentas”.

Si bien la metodología para ordenar colegios ya estaba aprobada por el gobierno pasado, las actuales autoridades decidieron extender el período de marcha blanca hasta el próximo año. La idea, según Henríquez, “es monitorear la implementación para que sea adecuada y conocer posibles efectos adversos. La idea es tener una mejor política (…), se debe monitorear si ésta entrega información pertinente para la mejora en los aprendizajes”.

Una vez que se realice la clasificación según desempeño, los colegios recibirán sus resultados en privado. Aquellos que se ubiquen en el tramo inferior recibirán ayuda y orientación de parte de la agencia. “Está demostrado que las escuelas tardan al menos cuatro años en despegar. Cualquier horizonte menor de tiempo no tendrá resultados. Este plan debe incluir apoyo a los directores y acompañamiento continuo en aula a los docentes”, recalca Treviño.