El Estado de Chile un mal empleador

Spread the love

Chile_flags_in_Puerto_Montt-620x415Pasan rápidamente los meses y se nos acerca noviembre, antesala de lo que será la navidad y fin de año, pero de igual forma se inicia el proceso de negociaciones entre el Gobierno y los trabajadores del sector público por el reajuste de sus sueldo.

Es en esos instantes en que voces que provienen de los distintos bloques, tanto de senadores como diputados, comienzan con su discurso que es necesario terminar con las modalidades existentes de contratos en la administración pública, que debiesen haber solo proponen algunos personas de planta, lo que pareciese ser razonable, pero es ahí cuando surgen otras voces diciendo que eso es imposible ya que cual será el mecanismo para poder entregar cargos a quienes serán parte del nuevo gobierno.

El Estado de Chile siempre habla a los empresarios que deben mejorar las condiciones laborales de sus trabajadores, pero como empleador, es incapaz de regularizar la situación de tantos funcionarios que llevan años trabajando tanto a contrata, como también a honorarios y quienes anualmente deben vivir un momento de angustia, especialmente en el mes de diciembre, si se les renovará el contrato.

Hace pocos días leí un artículo donde el Presidente del Colegio de Profesores estaba conversando con el Gobierno y al parecer, las negociaciones traerían buenas noticias ya que se terminaría con los profesores a contrata. Creo humildemente, que el Estado de Chile y especialmente este Gobierno, debe demostrar su madurez en terminar con esa mala práctica utilizada en mantener personas dentro de la administración pública en distintas categorías. Me refiero específicamente, a aquellos funcionarios técnicos que día a día hacen la pega para que a este gobierno y los que vendrán les vaya bien. El Estado de Chile debe dar el ejemplo en materia laboral y no esperar que el cuidado, protección y calidad de vida de los trabajadores sea solamente un requisito y exigencia para los empresarios privados.