El General Lagos y los Señores Políticos

senor_lagosPero su manera umbilical de concebir la política y su insoportable megalomanía, lo hicieron dar una serie de pasos en falso en una entrevista, que lo obligaron a rectificar. No sólo trató de «señores políticos» a los presidentes de partidos, sino que los acusó de vivir en «un mundo de Bilz y Pap», por no moverse lo suficientemente rápido para designarlo como candidato.

En una entrevista a velas desplegadas, en la edición dominical del diario La Tercera, el ex Presidente Ricardo Lagos, el mismo que se declaró disponible para volver a postular a La Moneda, dijo que lo hizo porque juzgó pertinente un llamado de atención a los dirigentes políticos debido a que «se sigue haciendo política como si estuviéramos en un mundo de Bilz y Pap».

Este es el texto de la entrevista, en las partes pertinentes:

-Su libro está saliendo casi un mes después de abrirse a una opción presidencial. ¿Cómo evalúa las reacciones que ha generado?

Bueno, yo sabía que un anuncio así me iba a obligar a abrir el paraguas. No precisamente para guarecerme de la lluvia. Y bastante me ha llovido. No he procesado las críticas en su totalidad y tampoco estoy muy al tanto de todas. Será que uno tiende a quedarse con las reacciones más positivas.

– Tal como hay quienes creen que se adelantó, otros creen que salió demasiado tarde.

Sí, es divertido eso. Pero yo hice un análisis, a mi juicio, muy sereno. Pienso que la crisis es de tal envergadura que resultaba incompatibles con los tiempos que me había dado originalmente, cuando yo dije que decidiría en marzo próximo. Como hay un deterioro político intenso, lo que quise hacer -y me habría gustado que se hubiese entendido con mayor claridad- fue un llamado de atención a las direcciones políticas. De todos los sectores.

-¿En qué sentido?

En el sentido de que se sigue haciendo política como si estuviéramos en un mundo de Bilz y Pap. Y el escenario no está para eso. No está para cálculos pequeños ni diabluras. No está para los tiras y aflojas habituales de la política. El momento exige respuestas muy serias.

-Sus palabras comportan una crítica a la dirigencia de los partidos. ¿Tendrá esto alguna conexión con que ningún presidente de los partidos de la Nueva Mayoría haya acudido al lanzamiento?

No creo. Deben tener cosas más importantes que estar yendo a presentaciones. Aunque uno me llamó para decirme que iba a estar fuera. Lo entiendo perfectamente. Lo importante es que escribí el libro por un elemental sentido de responsabilidad. Si usted pretende ser presidente, lo mínimo es que trate de transmitir y socializar su idea de país.

– Usted dijo estar disponible para una primaria. ¿Qué tipo de primaria?

Una clarificación de entrada. En una elección en donde nos dediquemos a discutir procesos, lo único que conseguiremos es alejarnos de la ciudadanía. Que los señores políticos se entiendan rápido y definan el proceso que hay que seguir. Porque si vamos a discutir procesos, entonces estamos mal.

Es de esperar que Lagos no hubiera cerrado el paraguas, porque a continuación le llovieron las críticas.

El presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, respondió:

«Yo no vivo en un mundo de Bilz y Pap, yo me imagino que se refería a todos los presidentes de partido, porque el quisiera establecer sus propias reglas para las primarias. En las primarias el acuerdo lo vamos a tomar después de las elecciones municipales todos los partidos y teniendo sobre la mesa los resultados de la elección municipal, que es un factor muy importante, entonces que tenga un poco de paciencia y que no se adelante, porque los partidos tienen algo que decir en este proceso».

Al diputado PC Hugo Gutiérrez, el lenguaje de Lagos le trajo reminiscencias del régimen militar:

“Hoy estamos haciendo un esfuerzo de dejar claro que la política que se hace es de servicio para la gente y que uno como político es un servidor de la gente. Cuando un político habla de ‘los señores políticos’ y ‘diabluras’, lo único que me trae al imaginario es a Pinochet. El decía las mismas cosas: politiqueros y sus diabluras y, mientras él las hacía todas”.

Al senador Alejandro Navarro le llamó la atención la insistencia de Lagos de “presidencializar” el debate antes de tiempo:

“Hay una especie de angustia que se ha precipitado en su campaña. Ese debate no lo beneficia ni a él ni al gobierno, ya que él también es parte de los señores políticos”.

La presidenta de la DC,  senadora Carolina Goic, apuntó:

“Lamento que se insista en presidencializar el debate cuando todavía, ni siquiera, son las elecciones municipales”.

El jefe de bancada de diputados de la DC, Fuad Chahín, reconoció no estar de acuerdo con que los presidenciables se aprovechen del periodo de las elecciones municipales:

«Esa frase de los ‘señores políticos’ me recuerda a Pinochet y me parece bastante inapropiada porque qué es lo que es el ex Presidente Ricardo Lagos sino un político. Creo que los problemas de la política son problemas comunes que tenemos que ser capaces de resolverlos entre todos. Cada decisión tiene su oportunidad. Hoy estamos abocados a la elección municipal y la verdad es que me cuesta comprender este afán de algunos de seguir presidencializando la elección municipal porque, de alguna forma, se siguen invisibilizando los temas locales, los temas de comuna, los barrios».

La presidenta del PS, senadora Isabel Allende, expresó:

«Creo que estamos adelantando algo innecesariamente porque hoy lo que la ciudadanía lo que tiene que hacer es concurrir a votar por una elección municipal. Se definen nuestros gobiernos locales y esto es lo más importante. Después de la elección tendremos tiempo, conversaremos, buscaremos mecanismos, pero simultáneamente hay que empezar a desarrollar las áreas programáticas y creo que hoy lo que importa es que se vayan potenciando liderazgos. Me parece estupendo, pero el desafío de hoy, lo digo como presidenta del PS, es la elección municipal».

Tanto fue el cántaro al agua, que el propio Lagos tuvo que salir al ruedo, a rectificar:

«No fue una frase feliz, yo no tenía en mente aquello. He sido un político activo durante mucho tiempo y no me desmarco de lo que soy, me refiero a las direcciones políticas. Se intentó hacer una referencia a que lo tienen que hacer. Ahora, si la gente cree que era para imitar a Pinochet, precisamente no. Tengo que decir hablemos de directivas políticas que siguen viviendo en un mundo de Bilz y Pap».