Precio del crudo cae y con él, las ambiciones de extraer petróleo

Spread the love

barril-opep-infografia-230x230Las empresas energéticas de exploración que comprometieron miles de millones de dólares en proyectos petroleros en los últimos cinco años ahora están tratando de reducir costos y aplazar los contratos. La caída del barril a menos de US$50, el más bajo desde 2009, está generando recortes de presupuesto y despidos en las plataformas y las siderúrgicas que fabrican los caños para pozos.

Los yacimientos petroleros peligrosos y difíciles que parecían minas de oro cuando el barril de crudo costaba más de US$100 se han convertido en un gastadero de dinero en tanto el petróleo cae al nivel más bajo en varios años.

La caída del precio del petróleo no sólo reduce las ganancias de los productores y pone en peligro los dividendos de los inversores sino que también puede atentar contra el crecimiento futuro de una empresa al privarla del efectivo que necesita para encontrar, perforar, evaluar y equipar sus descubrimientos. La interrupción de la inversión en los yacimientos de aguas profundas y las arenas bituminosas de Canadá podría desorganizar la cadena de proyectos nuevos que se necesitan para mantener abastecido al mundo en tanto se secan los pozos más antiguos.

Para las compañías de exploración más grandes, el impacto de la caída de los precios es enorme. Cada descenso de US$10 en el precio elimina US$2.800 millones de flujo de caja anual para Exxon Mobil Corp., de acuerdo con los analistas de Barclays Plc. Para Chevron Corp., que depende más del crudo que su rival más grande, un cambio de US$10 se traduce en US$3.850 millones de flujo de caja.

“Debido a su largo período de gestación, los proyectos de arenas bituminosas y aguas profundas, una vez cancelados o aplazados, no pueden volver a ponerse en marcha en forma inmediata ante el aumento de los precios”, dijo el máximo responsable ejecutivo Andrew Hall en un comunicado del 2 de enero a los inversores de sus fondos de materias primas de Astenbeck Capital Management. “Esto hace posible – si no inevitable- que haya faltantes de oferta en el futuro”.

Las empresas energéticas de exploración que comprometieron miles de millones de dólares en proyectos petroleros de Brasil a Escocia y Oklahoma en los últimos cinco años ahora están tratando de reducir costos y aplazar los contratos. La caída del barril de crudo a menos de US$50, el precio más bajo desde 2009, está generando recortes de presupuesto y despidos en las plataformas y las siderúrgicas que fabrican los caños para pozos.

EXCESO DE OFERTA PROLONGADO
Una recuperación del mercado petrolero que permita salvar los emprendimientos más ambiciosos y costosos parece cada vez más improbable. El crecimiento de la demanda en todo el mundo tambalea, agravando un exceso de oferta en los EE.UU. que no era tan grande en esta época del año desde hace tres décadas. El excedente –resultado de un auge de la producción sin precedentes en las formaciones de rocas de esquisto de EE.UU.- podría tardar “meses o años” en absorberse, dijo el ministro de Energía de los Emiratos Árabes Unidos, Suhail Al Mazrouei.

La baja de seis meses es la más larga desde la debacle financiera mundial de 2008 que redujo la demanda de los combustibles basados en el petróleo.

via el mostrador