El Problema de Chiloé

Spread the love

12115981_1025654387474381_7619426959403894302_n

Por :

Alfredo Sfeir Younis

Si no tenemos la capacidad como país de resolver la problemática levantada por nuestros herman@s chilot@s y, en particular, por los pescador@s artesanales, no tenemos, ni tendremos, capacidad para solucionar nada. Este es un problema que va mucho más allá de Chiloé. Es una enfermedad económica que tiene contagiado al país entero.

Todo el país debería estar abocado a esto y resolverlo ya; las prioridades inmediatas (bienestar humano), como también una definición clara del camino a seguir en el mediano y largo plazo. ¿Cómo creen ustedes que USA, Canadá, Suecia, Dinamarca, Noruega, Australia… habría abordado una crisis de esta naturaleza?

Es muy preocupante como se ha abordado este problema: marea roja y bonos. Sin negar la importancia de ambos, y sin negar las dificultades que demandan ambos, este conflicto deja de manifiesto los resultados de un camino erróneo que está siguiendo nuestro país –modelo económico, falta de sustentabilidad, asignación de derechos de propiedad costera inadecuado, ausencia de una política nacional de manejo y conservación de nuestros recursos naturales, pérdida del equilibrio humano cultural, miopía en la asignación de prioridades, ausencia de regionalización….

Echarle la culpa a la naturaleza es irresponsable. Y aunque fuese así, deberíamos tener una política consensuada de cómo abordar todas las dimensiones de un desastre natural.

Que el país y nuestros conocimientos científicos no tengan una respuesta, ya dice bastante sobre las políticas, las prioridades, y el financiamiento de la ciencia, investigación, tecnología, emprendimiento…

Hoy, se pone más energía en evitar la presentación real y verdadera de una crisis humano natural profunda, levantando solamente las preguntas que dejan en el vacío un debate que debe dar lugar ya! No hay que esperar a que se aclare el origen de la marea roja, o que estemos preocupados de cómo vamos a disculpar actores económicos, o aplazar la identificación de los orígenes y aceleradores de esta crisis. Estamos dominados por un modelo que se desmorona. Lo importante en este momento es el bienestar de las comunidades, de los que viven del mar…

Chiloé debe ser nuestro modelo integrado de sustentabilidad humano, natural, cultural, económico, institucional y espiritual del país. De cómo queremos abordar nuestro futuro.

Una acción concreta e inmediata, reasignemos los fondos millonarios del Puente del Chacao para resolver lo que realmente es importante: el bienestar de nuestra gente, nuestra identidad cultural, balance ecológico, etc. Otra, reasignar parte de los fondos reservados del cobre para paliar de forma inmediata los impactos humano sociales de desastres naturales como este. Finalmente, la aprobación de una ley de la republica que crea un Fondo Nacional Para Abordar Desastres Naturales, de fácil acceso e implementación por parte del Ejecutivo.