Encuentro EEUU y Cuba: mucho ruido y pocas nueces

Spread the love

Tras dos días de reuniones entre diplomáticos y administradores de ambos países, las conclusiones alcanzadas son mínimas. El esfuerzo por mantener un clima de cordialidad y respeto hizo imposible hablar de temas importantes como los derechos humanos.Cuba-y-EEUU-Vidal-750x421

 

Los pasados días 21 y 22 de enero, funcionarios estadounidenses viajaron a La Habana para reunirse allí con representantes del gobierno cubano para mentener conversaciones bilaterales y tratar de restablecer sus relaciones diplomáticas dejando atrás cinco décadas de hostilidades y desconfianzas.

Era un encuentro tenso, con muchos temas que tratar, medidas por lo que discutir e intereses que defender, pero tras 48 horas de reuniones apenas han tomado decisiones efectivas ni abordados temas importantes.

Los presentes aseguraron a la prensa que había sido una reunión contructiva desarrollada en medio de un clima de respeto, pero la realidad es que no se produjeron grandes avances, ya que ambas administraciones optaron por obviar temas importantes, como lo derechos humanos.

Las dos personas que sujetaron el peso de las conversaciones fueron dos mujeres: Roberta Jacobson, secretaria de Estado adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental; y Josefina Vidal, directora general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores.

La principal medida que negciaron fue de la reapertura de las embajadas como punto de partida para el restablecimiento de las relaciones de ambos países. Sobre este tema discutieron acerca de los niveles de dotación de personal que tendrán las futuras embajadas, así como otros detalles sobre de las operaciones que desempeñarán estos organismos. Vidal habló a la prensa de que los dos países habían desarrollado unalista con las formalidades diplomáticas que deben llevarse a cabo antes de la reapertura de las embajadas.

Jacobson al finalizar las conversaciones insistió a la prensa -como hizo antes de acudir al encuentro- en que un punto clave para Estados Unidos era le tema de los derechos humanos y aseguró haber hecho discutir ese tema en las reuniones del jueves. Sin embargo, poco después, Vidal aseguró que ese tema no había surgido en ningún momento durante las discusiones.

Vidal también sugirió otro punto importante a resolver: la permanencia de Cuba en la lista del Departamento de Estado estadounidense de los países que apoyan el terrorismo, lo cual afecta directamente al comercio internacional de la isla. El gobierno de Obama está, supuestamente, revisando esta condición pero no ha anunciado cuando tomará una decisión al respecto.

Además de las embajadas, los reperesentantes de ambos países hablaron también de identificar las áreas de interés común donde ambos podrían cooperar, como la lucha contra el narcotráfico y la prevención de desastres naturales.

Josefina Vidal anunció que en las próximas semanas intercambiarían propuestas de fechas para la próxima reunión, con el objetivo último de lograr el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, bloqueadas tras la victoria de la Revolución Cubana de Fidel Castro, cuando EEUU impuso el embargo comercial a la isla en 1961.

Marta Úbeda

El Ciudadano