Encuestas muestran alta desconfianza hacia la iglesia católica en Chile

Spread the love

De acuerdo a lo que se extrae del sondeo Cadem, un 80% de los chilenos tiene poca o nada de confianza en esta institución, mientras que entre los propios católicos esta cifra llega a 70%. Los curas con la valoración más negativa son los cardenales Errázuriz, Ezzati y el obispo de Osorno, Juan Barros, mientras que los jesuitas Felipe Berríos y Fernando Montes son bien percibidos.

ezzati monseño iglesia catolica chilena

La encuesta Cadem evaluó la relación de los chilenos con la iglesia católica en la semana que se revelaron conversaciones, por medio de cartas y correos electrónicos, que pusieron en entredicho la credibilidad de los cardenales Francisco Javier Errázuriz y Ricardo Ezzati.

De acuerdo a lo que se extrae del sondeo, un 80% de los chilenos tiene poca o nada de confianza en esta institución, mientras que entre los propios católicos esta cifra llega a 70%.

En los últimos diez años la confianza hacia la iglesia ha ido en retroceso, según un 59% de las personas.

Dentro de los atributos, “es solidaria” y “se adapta a los nuevos tiempos” aparece como lo más destacado, mientras que “es humilde” y “es honesta” son los consideraciones con mayor valoración negativa.

Respecto de los actores, y quizás en concordancia con las revelaciones de la semana anterior, los peores evaluados son los cardenales Errázuriz, Ezzati y el obispo de Osorno, Juan Barros.

El arzobispo emérito tiene un 46% de imagen negativa y un 42% de positiva. En el caso de Ezzati, los guarismo son 53% y 34%.

Finalmente, el obispo Barros tiene 64% de rechazo y 20% de apoyo.

Llama la atención que según el sondeo, el cura Raúl Hasbún, no precisamente conocido por su popularidad, sale mejor parado que los tres mencionados antes, con 45 y 44% de valoración negativa y positiva, respectivamente.

En el grupo de los mejores evaluados se ubican los jesuitas Felipe Berríos y Fernando Montes y Fernando Chomalí.

Abusos sexuales

Tanto en los chilenos en general como al interior de los adherentes al catolicismo, la percepción sobre la veracidad de los casos de abusos sexuales es alta, con cifras de 89% y 85%, respectivamente.

Sobre el respaldo a la labor de la iglesia, los números son tan bajos como en el mundo político. 79% de los chilenos y 75% de los católicos la rechazan, en tanto que respecto del apoyo los porcentajes son 15% y 18%.