Informe del Banco Mundial respalda la Reforma Tributaria Actual

Spread the love

Juan-Pablo-Swett-700-574x328_816x544Hace unas semanas, el Ministerio de Hacienda recibió un estudio del Banco Mundial (BM) que fue encargado en septiembre del año pasado por el ex titular de esa cartera, Alberto Arenas.

El análisis –que tuvo por objetivo medir el impacto de la Reforma Tributaria impulsado por el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet– echó por tierra las campañas surgidas en contra de la reforma estructural, como por ejemplo la encabezada por el Presidente de la Asociación de Emprendedores de Chile, Juan Pablo Swett.

De acuerdo al estudio titulado “Efectos distributivos de la reforma tributaria 2014”, el cambio en el esquema de impuesto a la renta “tiene un impacto positivo sobre la distribución del ingreso y mejora fuertemente la equidad del sistema tributario”.

El informe consigna además que los efectos «están fuertemente concentrados en el extremo superior de la distribución del ingreso». Asimismo, aseguró que la reforma “no tiene impacto sobre el 75 por ciento inferior de la distribución del ingreso y provoca un efecto muy reducido entre los percentiles 76 y 99, compuestos por población de mayores ingresos».

Es decir, el efecto se concentra en el 1 por ciento de más altos recursos del país.

El documento –que fue dado a conocer hoy por La Tercera– señala que lo anterior se debe al nuevo sistema de tributación de las utilidades en base atribuida, al aumento de la tasa del impuesto de primera categoría (de 20% a 25% en el sistema atribuido y de 20% a 27% en el esquema semiintegrado) y a la integración parcial entre los impuestos de las personas y las empresas en el esquema semiintegrado, que solo permite utilizar el 65% del impuesto de primera categoría como crédito deducible de los tributos finales.

«Chile presenta una fuerte concentración de ingresos», advierte el Banco Mundial. El 5% de los individuos mayores de 20 años presenta una mediana de ingreso devengado de $35 millones anuales, lo que equivale aproximadamente a $2,9 millones mensuales. Este grupo explica el 51,5% del ingreso total devengado en 2013.

En tanto, el 1 por ciento más rico: la mediana de ingreso devengado sube a $97,5 millones anuales o cerca de $8,1 millones mensuales.

En este percentil, el ingreso fluctúa entre $5,2 millones y $17,6 millones al mes.

Este segmento da cuenta de 13,9% del total de ingresos percibidos, mientras que su participación en el ingreso devengado total asciende a 33%.

Al tiempo que el 0,1% de los chilenos más ricos, la mediana de ingreso devengado es de $581 millones anuales, o sea, $48 millones mensuales. Solo este conjunto representa el 19,5% del ingreso total devengado durante 2013.

Al utilizar la Reforma Tributaria –concluye el BM– se introduce “fuerte progresividad”.