Colegio Médico confirma que Carabineros sigue hoy torturando

Spread the love

a_uno_082958_816x544-300x170Investigación entregada por  el Colegio Médico de Chile donde detalla cómo y a cuántas personas la institución ha torturado desde el año 2011 a la fecha.

¿De qué se habla cuando se habla de tortura? Lamentablemente se trata de una acción y de un concepto que se encuentra sumamente arraigado en la historia reciente de nuestro país.

Para el académico de la universidad Diego Portales Tomás Vial, se habla de tortura cuando “nos referimos a toda acción intencional que busca producir un dolor intenso y grave, físico y mental, cometido por un funcionario público”, explica a Cambio21

La definición calza cuando el fin de semana recién pasado el programa Informe Especial hizo público un informe del Colegio Médico de Chile que da cuenta de 101 casos de tortura cometidos por Carabineros. Y no en la dictadura cívico-militar, ocurrió ahora

Los afectados fueron principalmente jóvenes, los que sufrieron una serie de vejámenes por parte de funcionarios de Carabineros. Según el informe, entre las torturas que se cometen están las asfixias con bolsas plásticas, poner líquido en la boca de una persona para que se atragante mientras está con las manos esposadas, hubo denuncias de fuertes golpizas, desnudamientos de menores, ataques a las zonas genitales de los detenidos, entre otras cosas.

El año 2013 fue cuando hubo un mayor número de hechos de este tipo según el informe, con 36 casos, mientras que solo el primer semestre del presente año se registraron 21 hechos, mientras que en 2011 hubo 18, en 2012 otros cinco, en 2014 fueron 11 y en 2015 llegaron a 10.

Para profundizar en esta temática conversamos con el abogado experto en Derechos Humanos, Héctor Salazar. Consultado sobre la definición del concepto de tortura, el abogado explicó.

“Se debe distinguir la tortura, como el acto de infligir en una persona una presión física o psicológica para obtener información o autoincriminar, de la violencia policiaca pura y simple. En el caso de Carabineros es la tipificación que mejor puede ser utilizada, sin perjuicio de que puede darse el primer caso. Sin embargo, por la historia reciente es que la institución se cuida mucho en este tipo de temas”, explica el abogado.

“Sí puede haber exceso en la violencia de la represión, que puede incluso generar la muerte, pero yo no la calificaría como tortura necesariamente sino que como brutalidad policiaca. Además, se debe entender, que Carabineros es la fuerza pública y están facultados para ejercer la fuerza, no en todos los hechos, sino que cuando la situación lo amerite. El problema es saber definir cuándo se debe aplicar la violencia de Estado”, asegura Salazar.

“En los regímenes democráticos se piensa que la única violencia permitida es la que aplica el Estado, y para tal caso los estamentos han conformado organismos dedicados a aplicarla. Carabineros es la entidad, el problema está en saber cuándo aplicar la fuerza. Luego, la violencia innecesaria se encuentra penalizada, pero el límite es difuso y muy difícil de establecer. Personalmente pienso que estos problemas radican en que Carabineros tiene un problema formativo y poco profesionalizado, en donde la baja calificación de sus funcionarios origina este tipo de abusos y negligencias”, concluye el abogado.

El presidente del Colegio Médico de Chile, Enrique Paris, conversó con Cambio21 sobre el informe de tortura entregado por la institución que preside.

“El informe es una labor que ejecuta la oficina de Derechos Humanos del Colegio Médico, su finalidad es, en una primera instancia, dar cuenta de nuestra atención a los pacientes, a medida que atendíamos se fue creando la estadística, y esa fue la información que apareció en el programa”, explica el médico.

“Según el Protocolo de Estambul, cuando es la autoridad la que ejecuta este tipo de acciones, es cuando puede considerarse como tortura, y si se hace institucionalmente con mayor razón. Tengo entendido que los familiares de los afectados recurrieron y recurrirán a la justicia para investigar estas situaciones”, agregó.

“Sobre este tipo de informes, mientras yo sea presidente espero que no dejemos de hacerlo, debemos aclarar que no es una crítica a Carabineros, sino que se trata solamente de una llamada de atención para que este tipo de situaciones se corrija. Pues no son todos los Carabineros los que incurren en este tipo de conductas, sino que se trata de un número acotado”, concluyó Paris.

Por su parte, el diputado DC, y miembro de la Comisión de Derechos Humanos, Claudio Arriagada, comentó la situación presentada por el informe del Colegio Médico.

“En lo personal conozco varios testimonios de personas que se han acercado a mi oficina, principalmente relacionados con el consumo de drogas, quienes han relatado la brutalidad de la tortura que han sido objeto. Por lo tanto doy fe del programa televisivo y del informe”, explicó el diputado Arriagada.

“Pienso que se debe a una carencia en el proceso formativo de la institución, en donde se debe poner énfasis en la formación, de que ellos interactúan con seres humanos, y se debe dejar de lado la doctrina de formación de patriota-amigo-enemigo”, afirma.

“Personalmente tengo en carpeta presentar este problema en la Comisión de Derechos Humanos, pero tengo claro que es un tema que debe tratar el ministerio de Defensa, y que los ministros en general se han desentendido de su importancia”, concluye el diputado.