Isapres estarían informando de enfermedades de sus afiliados a farmacias

Spread the love

farma1Una nueva denuncia contra las farmacias se presentó hoy. Esta vez una abogada detectó el tráfico de información confidencial desde su isapre, Banmédica, a la farmacia Cruz Verde. El hecho da pistas respecto a que las isapres estarían vendiendo información sobre sus pacientes a las cadenas farmacéuticas.

Cuando la dependiente de la farmacia Cruz Verde le pidió el rut a Verónica Sánchez, como casi todos lo hacen, se lo dio sin mayores complicaciones. Fue por una crema y la dependiente le recomendó, una vez digitado en el computador del negocio el rut, otro producto más acorde con una enfermedad que Sánchez tuvo el 2007.

La jurista accedió a dar su rut para hacer efectivo un descuento de cinco por ciento que beneficia a los afiliados de la isapre Banmédica. “Al pedir descuento la dependiente me mencionó una enfermedad que padecí el 2007, me lo dice a viva voz y lo repite tres veces. Y si tiene algún reclamo vaya a donde la gerencia” –contó Sánchez.

La situación fue tan sorpresiva como incómoda para Verónica, quien es abogada, y fue adquiriendo tintes más graves cuando se enteró de que la isapre Banmédica, a la que se encuentra afiliada, le vendió información de las enfermedades que ha padecido y la de otros pacientes a la cadena de farmacias.

El hecho hizo que se querellara los delitos de violación de secreto privado y filtración de diagnóstico médico, acusando a Banmédica de entregar su historial médico a una cadena de farmacias, la que mantendría en línea los antecedentes clínicos de muchos pacientes, sin que estos siquiera se hayan dado cuenta.

En la presentación, Verónica Sánchez pidió al Ministerio Público que indague la denuncia, como también que concrete diligencias como la incautación de computadores desde la isapre como la farmacia y que declare la funcionaria que atendió a la abogada. También la Superintendencia de Salud inició una investigación.

TRÁFICO DE DATOS

El caso de Verónica se suma a la polémica reciente por la colusión entre las cadenas de farmacias Salcobrand, Ahumada y Cruz Verde, acusada por la Fiscalía Nacional Económica. Esta vez se estaría ante una verdadera red de tráfico de bases de datos.

Cuando Verónica preguntó de dónde habían sacado los antecedentes a la dependiente de la farmacia, ésta le dijo que correspondía un procedimiento habitual y le dijo que en su isapre aclarara la situación, ya que, según le explicaron, ellos habrían entregado sus antecedentes.

Pero en Banmedica no le dieron mayores respuestas, derivándola a la Superintendencia de Salud. Como las explicaciones no le resultaron satisfactorias, decidió recurrir a tribunales.

“Voy a demostrar en Tribunales que aquí se ha violado el secreto profesional al que están sujetos todos los que manejan la información, que en este caso son los médicos”- enfatizó la abogada.

“Me dijeron que lamentaban la situación que me había afectado y que ellos siempre había dado las instrucciones para que la información se manejara en términos adecuados y confidenciales. Además me dijeron que lamentaban que la funcionaria de la farmacia no haya sabido manejar estos antecedentes y que habían puesto en contacto con la farmacia Cruz Verde para que esto no siguiera ocurriendo” comentó Verónica.

Pero para ella tal respuesta no es suficiente. “Aquí no basta decir, mire sacamos a la señora del listado. Hay que preguntarse por qué existe esta base de datos y quiénes accedieron a ella”- sentenció, por lo que este martes su representante, el abogado Rodrigo Toledo, interpuso una querella criminal en los Tribunales de contra quienes resulten responsables de este abuso a la privacidad.

Por su parte, el presidente del Colegio Médico, Pablo Rodríguez, expresó su indignación por el caso de Verónica y exigió una sanción ejemplificadora contra las empresas por cuanto se está violando la confidencialidad del trabajo médico que está protegida por la ley 19.628.

“Se ha vulnerado estos antecedentes confidenciales que están a resguardo en las isapres, en la ficha clínica o en los diagnósticos que los médicos tenemos que informar a las isapres, ya sea para conseguir un reembolso o las licencias médicas, y se han hecho llegar a las bases de datos de algunas cadenas farmacéuticas”- dijo Rodríguez a radio ADN.

En tanto, el senador Mariano Ruiz Esquide, pidió reformar sustancialmente la Ley de Isapres. El legislador sostuvo que es el momento para terminar “con los abusos en contra de miles de cotizantes con medidas claras como transparencia, ética y un nuevo cuerpo legal que detenga la posible colusión entre isapres y farmacias y la vulneración de la privacidad de las personas”.

En trámite ya hay una reforma a la Ley de Isapres ingresada en julio de 2008 al Congreso Nacional, presentado por Ruiz Esquide y los senadores Soledad Alvear y Jorge Pizarro.

Las modificaciones propuestas buscan cambiar la Ley en aspectos como la adecuación contractual por el cual las isapres pueden modificar unilateralmente el precio del plan de salud de sus cotizantes; y modificar el concepto de enfermedad preexistente a la celebración del contrato, estipulando que dicha categoría de enfermedad no puede ser aplicada a aquellas patologías o condiciones de salud protegidas por las Garantías Explícitas en Salud.

Via El Ciudadano