Israel no considera humanos a los palestinos declara un soldado del FDI

Spread the love
Las tropas israelíes que sirven en Cisjordania no tratan a los palestinos como seres humanos y cuando se les ordena detener a alguien tratan con la misma dureza a adultos y a niños, confiesa a RT el ex soldado israelí Nadav Bigelman.

© Reuters
No es novedad, los soldados Israelíes no pueden ver humanidad en otros seres porque en su mayoría ellos son inhumanos

Hace unos días la organización en defensa de los derechos humanos B’Tselem denunció que dos soldados israelíes habían detenido en Hebrón, Cisjordania, a un niño palestino discapacitado mental al que acusaban de lanzar piedras contra los residentes de una colonia judía. En el video presentado por B’Tselem se ve cómo los militares esposan y vendan los ojos al menor y luego lo introducen por la fuerza en un vehículo militar.

«Desgraciadamente, no me sorprendió. Como un soldado que sirvió también en Hebrón, como un soldado de combate que sirvió entre los años 2007 y 2010, participé en varios arrestos de este tipo. Creo que lo que la gente tiene que entender es que los soldados (israelíes) no ven a los palestinos como a seres humanos. De esa misma manera tampoco ven en ellos a niños o adolescentes», confesó a RT el exsoldado de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), Nadav Bigelman.

Como explicó Bigelman, durante su servicio en el Ejército empezó a dudar sobre las prácticas que se implementan en los territorios ocupados. Sin embargo, empezó a denunciarlas solo después de abandonar sus tareas militares. Ahora forma parte de la organización Rompiendo el Silencio (‘Breaking the Silence’).

«Empecé a pensar que, tal vez, el problema sea mucho más grande y que esta es la naturaleza de la ocupación, así es como se controla a millones de personas», sostuvo.

Según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), cada año alrededor de 700 niños palestinos en edades de entre 12 y 17 años son arrestados, interrogados y detenidos por las FDI.

Comentario: Tómese tres minutos para ver atentamente este video. Escuche los sueños de esos niños. No quieren ser doctores, o dentistas, o carpinteros… ellos tienen otros sueños…

El Sionismo libra batallas en varios frentes. El más obvio y evidente es el de sus guerras físicas con enemigos concretos en medio oriente. Allí busca controlar toda la región y reducir a su expresión mínima a todos sus rivales a través del hostigamiento, la invasión, y el asesinato sistemático de sus «enemigos» (y seamos claros, en esta categoría cae prácticamente cualquier individuo, nación, o grupo humano que no sea israelí).

Pero aunque este es el frente manifiesto de la guerra contra sus «enemigos», existen otros menos evidentes pero de igual o mayor importancia en la lucha por sus objetivos psicopáticos.

El frente que tal vez resulte menos manifiesto, y hasta cierto punto totalmente desconocido para el mundo, es el del adoctrinamiento y condicionamiento conductual efectuado sobre los mismos ciudadanos israelíes en sus fases temprana de desarrollo, es decir en la niñez. Es aquí donde el estado de Israel libra la batalla más importante quizá; del éxito en esta labor depende la continuidad en el tiempo de una política de estado racista, violenta, y esencialmente enfocada en un megalomaníaco control del mundo.

No es de extrañar entonces que las fuerzas de «defensa» israelitas sean consecuencia de este adoctrinamiento en donde se les transmite desde pequeños una visión dicotómica de la realidad donde existe Israel y «los demás»; y a «los demás» se los ve como cosas, como objetos sin valor. Creciendo en esta creencia estos soldados son el ejército perfecto para un liderazgo psicopático pues ejecutarán cualquier orden sin mirar a quien masacran o destruyen, sin considerar las consecuencias de sus actos.