La corrupción financiera y el oscurantismo en la banca mundial

Spread the love

50049_tapa_1932009_14114Un aspecto que parece muy necesario mencionar, porque nos afecta a todos, tiene que ver con la corrupción instalada en las entidades bancarias a nivel mundial y el grado de desconfianza que presenta su operatoria para determinar, si las cifras que se mueven están circulando donde dicen sus informes que lo están haciendo o realmente estamos en presencia de un fraude monumental, escondido en los oscuros pasillos por donde circula la riqueza hacia el dominio mundial de las grandes corporaciones financieras y económicas.

Algunos recordarán que 16 bancos son investigados por autoridades de Europa, Japón y Estados Unidos debido a la acusación de haber manipulado el punto de referencia (tasa Libor), que se utiliza en contratos de préstamos por varios billones de dólares a nivel mundial. Junto con ser usada para fijar las tasas de interés en contratos de derivados financieros, la tasa Libor (London Inter Bank Offered Rate), también influye en las tasas hipotecarias, los préstamos estudiantiles y las tarjetas de crédito, lo que es un daño monumental causado a los consumidores.

bancoEn otro aspecto, datos recientes de The Wall Street Journal, apuntan a una noticia sobre la investigación que está llevando a cabo el Banco de la Reserva Federal de Nueva York, señalando que se han descubierto que las operaciones de Deutsche Bank en Estados Unidos, se vieron afectadas por una serie de graves problemas, entre ellos un informe financiero deficiente, una auditoría y supervisión inadecuadas con débiles sistemas tecnológicos de control. En una carta enviada en diciembre a los directivos de Deutsche Bank, un alto ejecutivo de la Fed de Nueva York, dijo que los informes financieros de algunas filiales estadounidenses del banco alemán “son de baja calidad, incorrectos y poco fiables”. Las operaciones estadounidenses de Deutsche Bank, que incluye banca de inversión, gestión de activos y procesamiento de transacciones, ascienden a US$ 600.000 millones en activos, o más de un cuarto del total de la empresa a nivel mundial.

El banco francés BNP Paribas que acordó pagar US$ 8.830 millones a Estados Unidos (más que la débil reforma tributaria que se discute en Chile), al declararse culpable de dos acusaciones por violar las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos contra Sudán, Irán y Cuba. “Entre el 2004 y 2012, BNP se dedicó a llevar a cabo una trama compleja y profunda para mover ilegalmente miles de millones de dólares a través del sistema financiero de Estados Unidos”, según expresó el fiscal general de EE.UU., Eric Holder, en conferencia de prensa.

«Los bancos centrales presos del caos global y de la negativa a reconocer que la crisis actual es una crisis sistémica, siguen generando enormes burbujas en los mercados de bonos y de acciones, por lo cual día tras días se suman más analistas que creen que algo grande sucederá.»

No tenemos porqué dudar de estos cargos contra el BNP Paribas, sean infundados, sin embargo, tampoco deja dudas que estas acusaciones corresponden al formato ideológico político de aplicar sanciones por entidades como la FED de EE.UU., a quienes no piensan igual que ellos. La FED tiene un amplio abanico de actividades que les permite operar silenciosamente a través de los grandes bancos norteamericanos, basadas en una posición de abuso de poder que proviene de la fuerza, agravado por la falta de una autoridad competente e independiente capaz de auditar y revisar la FED y a su estructura de bancos federales para certificar cuánto dinero imprimen, y si hay o no una corrupción gigantesca de billones de dólares en los traspasos a bancos privados de dólares depreciados, que les permite salir a comprar de todo o invertir a nivel mundial. Mediante este mecanismo se traslada más riqueza a Norteamérica de la que produce y es lo que se teme pueda desplomarse si colapsa el dólar, moneda de la que algunos países están promoviendo descolgarse, lo que puede provocar una caída de la economía de EE.UU.

Rescate-bancosNueve han sido son los megabancos implicados en la manipulación de los tipos de cambio de monedas,Barclays, Citigroup, Deutsche Bank, HSBC, JP Morgan, Lloyds, Royal Bank of Scotland, Standard Chartered y UBS. El mercado mundial de intercambio de divisas alcanza un volumen diario de US$ 5,3 billones de dólares, reflejo de las crecientes idas y venidas de capitales especulativos en busca de rentabilidades ajenas a la economía real, sumados a los préstamos interbancarios y a todas las operaciones comerciales entre zonas monetarias (dólar, euro, libra, yen, etc.) Durante largo tiempo los bancos venían alegando la imposibilidad de su manipulación, pero el argumento se derrumbó desde que las investigaciones se centraron en las divisas más líquidas, donde solamente cuatro grandes bancos alcanzan una cuota superior al 50 % de todas las compras y ventas de divisas.

Conocemos ahora que el Banco Goldman Sachs, uno de los mayores bancos de inversión del mundo, ha decidido dejar de depender de la conocida proveedora de servicios de información financiera Bloomberg LP. La decisión del banco se produce en un entorno de presión creciente para recortar costos, pero principalmente por la psicosis de la posibilidad de que los periodistas de Bloomberg LP, puedan acceder a los datos que usan los empleados del banco para informar de las oscuras operaciones que realiza la entidad.

FMI-1Podríamos escribir varias páginas con noticias de la corrupción que está inundando al mundo financiero, teniendo en cuenta solamente la información que se ha filtrado al mercado, como la cuasi corrida bancaria reciente en Portugal, cuando se descubrieron irregularidades financieras en la casa matriz del Banco Espírito Santo Internacional, sospechoso de tener un agujero financiero. Estas menciones dejan en claro como se insiste en imponer un modelo neo liberal que cayó en una profunda corrupción ética y cuyos resultados vemos en la crisis global, después de haber escalado en audacia para sumar más enriquecimiento a sus intereses corporativos y personales de los grupos de poder que utilizan la extorsión para mantener la hegemonía, en países y grandes zonas económicas mundiales, que hoy están amenazando con desconectarse de la moneda de la gran potencia.

El economista Andrew Smithers, co-autor del libro “La valoración de Wall Street”, da a conocer el rompimiento con el consenso de Wall Street y advirtió sobre el accidente que estaba por venir: la caída de un 50% del mercado de valores. En estos días ha vuelto a señalar que nos encontramos cerca de desarrollar la tercera burbuja más grande de la historia en el mercado de valores estadounidense y que nos acercamos a un crash de mercado, aunque no todos los analistas están de acuerdo.

¿Pero qué podría iniciar el desplome de los mercados de valores? Smithers cree que hay varias posibilidades: “1.- La salida de la Fed de su política monetaria ultra expansiva podría ser una causa para las caídas de los mercados. La investigación de Smithers muestra con claridad que el auge del mercado de valores ha seguido casi exactamente el rápido aumento de la oferta monetaria. 2.- Las empresas podrían dejar de pedir préstamos y recomprar sus acciones. Sus hojas de balance podrían verse dañadas con un excesivo apalancamiento, y dado la subida de los títulos, estas compañías podrían decidir tomar beneficios de sus propias acciones. 3.- La tercera causa podría ser un retorno a la estanflación al estilo de la de 1970. Contrariamente a lo que el mercado piensa, la productividad de EE.UU. ha ido disminuyendo desde hace años. Esta desaceleración del crecimiento podría sentar las bases para un aumento de la inflación y las tasas”.

«…no estamos formulando un vaticinio ni una premonición futurista, sino presentando la corrupción financiera y las fallas estructurales de la economía tal como se presenta en noticias ya publicadas y que han creado un conjunto de elementos, a nuestro entender, dispuesto en curso de descontrolarse, debido a que las soluciones que se están aplicando, consisten en ‘hacer más de lo mismo’ para ganar un poco de tiempo.

El jueves el FMI ha revisado tres décimas a la baja el crecimiento esperado para la economía norteamericana en el 2014, hasta un “decepcionante” 1,7 %, casi 1,1 puntos menos que la previsión de abril y ha reclamado a las autoridades estadounidenses que centren sus esfuerzos en aumentar el crecimiento, el empleo y garantizar la sostenibilidad de la deuda, país que tiene más de 50 millones de americanos y uno de cada cuatro niños en la pobreza.

IMF Greece Financial CrisisEs evidente el miedo al resurgimiento de las tensiones geopolíticas, miedo al dinero en cuentas bancarias, sobresaltos en Austria, Italia, Portugal, y las amenazas de EEUU sobre dos grandes bancos alemanes. Miedo a las sobrevaloraciones de los activos considerados en riesgo de estar en niveles de burbuja casi todos ellos. El crédito está frenado, principalmente porque los bancos centrales desataron políticas monetarias expansivas, de las cuales es incierto regresar. Los bancos centrales presos del caos global y de la negativa a reconocer que la crisis actual es una crisis sistémica, siguen generando enormes burbujas en los mercados de bonos y de acciones, por lo cual día tras días se suman más analistas que creen que algo grande sucederá. En Europa el dinero no circula y los bancos europeos lo siguen depositando en las arcas del Banco Central Europeo. Las últimas cifras indican que son € 33.500 millones (euros) el volumen de depósitos en el BCE, con una tasa negativa del -0,1 %.

Opiniones más opiniones menos, los datos mostrados están para quien quiera verlos, sin embargo, existe una gran cantidad de operaciones financieras de las cuales no existe información real, porque corresponde a las zonas negras de las finanzas y la economía, de donde provendrán las alarmas cuando salten datos que desconocemos y que aún conociendo, difícilmente se podría hacer algo. Tal como ocurre hoy, en que nadie entiende cómo puede Israel asesinar a niños y adultos inocentes, de igual manera, quienes manejan el poder del dinero, lo seguirán haciendo hasta su desplome total.

Cualquier pronóstico, predicción, vaticinio o presagio, etc., debe enfrentarse a las ciencias duras encargadas de develar sus imprecisiones, inconsistencias y reducirlas a consideraciones, creencias o simples intenciones que formulamos los humanos para reducir el riesgo ante la incertidumbre a lo desconocido. Anticipar el futuro tiene la dificultad de estar ligado al pensamiento y la acción de miles de millones de personas respecto de algo que aún no sucede, y como los seres humanos configuramos el mundo en que vivimos, al vivir, ocurre además que la circunstancia cambia, si yo cambio, en coordinaciones conductuales consensuales con los demás, donde surge la emoción que cambia los dominios de acción, lo que explica porqué no podemos precisar el futuro, hasta que ocurra la vida en el tiempo.

En consecuencia, no estamos formulando un vaticinio ni una premonición futurista, sino presentando la corrupción financiera y las fallas estructurales de la economía tal como se presenta en noticias ya publicadas y que han creado un conjunto de elementos, a nuestro entender, dispuesto en curso de descontrolarse, debido a que las soluciones que se están aplicando, consisten en “hacer más de lo mismo” para ganar un poco de tiempo. A pesar de los enormes avances científicos y tecnológicos, la raza humana parece estar condenada por su propio accionar a tropezar con la misma piedra una y otra vez, sin aprender de los golpes ni tomar en cuenta todas las advertencias que se van encontrando en el camino, lo que obliga a estar preparados, siendo precavidos en el gasto.

Por Mario Briones R.

Mario Briones R