La mitad de las aves en Norteamérica corre peligro por el cambio climático

Spread the love

cisne-trompetero-960x623En América del Norte existen cerca de 650 especies de aves, más de la mitad se verá afectada por el cambio climático en los próximos años.

El cambio climático supone riesgos y alteraciones en los ecosistemas de los que poco a poco nos vamos enterando. Aunque nos permiten darnos una idea de cuál será nuestro futuro y lo que nos espera, es difícil que los gobiernos y la gente en general tome un plan de acción inmediato para ayudar a revertirlo.

Un informe publicado por la National Audubon Society nos alerta sobre la posible extinción de varias especies de aves de América del Norte. En esta región conviven cerca de 650 especies de aves y cerca la mitad se verá obligada a buscar nuevos espacios para vivir, alimentarse y reproducirse en los próximos 65 años.

Esto significa que es probable que ya no se aves emblemáticas como la oropéndola de Baltimore ya no viva más en Maryland o que al colimbo no se le vea más en Minnesota y la inminente desaparición del cisne trompetero. Varias docenas de especies podrían extinguirse de no lograr adaptarse o encontrar un ecosistema similar al que tienen ahora.

© Ed Post / Flickr

Los autores del estudio estiman que para el 2050, el 21,4% de las especies de aves perderá la gama climática actual sin potencial de trasladarse a otra zona para compensar la pérdida. Para el 2080 otro 32% podría encontrarse en la misma situación. Algunas de las especies más amenazadas son el pájaro carpintero de 3 dedos, el alcatraz, el colibrí rufo, el gorrión de Baird, entre otras. Son un total de 30 especies que en 2050 ya no podrán reproducirse en más del 90% del territorio actual.

No se sabe a ciencia cierta quiénes de este amplio grupo logrará la heroica misión de reubicarse y encontrar otro hogar pero, poniendo como ejemplo a la urraca de pico amarillo en California y pensando que se mueva más al norte, ¿qué pasará cuando no encuentre más árboles de roble dónde vivir?

Pensando que muchas poblaciones de aves pudieran reubicarse, ¿lo harán también sus fuentes de alimento? ¿Qué efecto tendrá para las arañas y mosquitos la pérdida de sus depredadores? El cambio climático representa unaamenaza para las especies que ya se encuentran en peligro de extinción, pero incluso aquellas que ahora tienen poblaciones vastas podrían disminuir en un periodo de tiempo corto.

Tal vez no podamos salvar a todas las especies pero podemos tomar pequeñas acciones que hagan un cambio en nuestra calidad de vida y que ayude a mejorar la de aquellas con las que compartimos el planeta. Sabemos que ayudan a enriquecer la biodiversidad y que, sin duda, juegan un papel importante en el ecosistema, lo que no sabemos aún es cómo nos va a afectar su pérdida.