«Las estadísticas de la economía de EEUU están manipuladas»

Spread the love

90177820141228095335443[1]La cifra de 5 % de crecimiento de la economía de Estados Unidos anunciada el pasado martes por el Departamento de Comercio, no es real y corresponde a “mentiras económicas” y cálculos interesados de gastos burocráticos, denunció el viernes el exsubsecretario del Tesoro Paul Craig Roberts.

“Interpretar esos gastos como crecimiento económico es disparatado”, escribió Roberts en su blog sobre los fondos destinados al plan sanitario conocido como ‘Obamacare’, registrados en bloque en el tercer trimestre de 2014. Roberts explica que gran parte de los gastos en Sanidad son meramente burocráticos, tales como la recolección de información de los pacientes, la lucha contra el fraude (que, expresa, probablemente cuesta más que lo ahorrado) o análisis preventivos innecesarios.

El economista recalca realidades de la situación económica incompatibles con un crecimiento de la magnitud anunciada: “un 30 % de estadounidenses de 30 años viviendo con sus padres, un 50 % de los de 25 años, mecanismos de deuda basados en derivados a los que afectan los precios descendientes del petróleo y de las mercancías industriales…”. El republicano señala “la probabilidad de que fracase el ataque económico de EE. UU. y la Unión Europea” (UE) a Rusia entre los motivos para el pesimismo respecto a la economía estadounidense y llega a indicar que esa agresión “quizá produzca represalias que podrían derribar el sistema bancario europeo”.

Ante esta perspectiva, también, denuncia que los medios de comunicación especializados y los economistas de Wall Street no formulen los “obvios” interrogantes sobre la situación de EE. UU., lo que “ha dejado al pueblo estadounidense sin preparación para una nueva caída en sus niveles de vida y en su capacidad para salir adelante”, dice. La Oficina de Análisis Económicos del Gobierno estadounidense ha anunciado tasas de crecimiento del 5 % en el tercer cuatrimestre de 2014 y, anteriormente, del 4,6 % en el segundo, dando pie a que economistas cercanos al poder celebrasen que “EE. UU.

sigue siendo la locomotora del mundo”. Analistas independientes señalan, no obstante, una fenomenal sobredimensión de la economía especulativa y grandes similitudes de la coyuntura actual con los meses previos al estallido de la burbuja de las hipotecas ‘subprime’ en 2008, además de alertar sobre la dificultad de que se mantenga la burbuja estadounidense de los petróleos no convencionales, dados la bajada actual en los precios del crudo.

Hispantv