Los tres mil millones que el Mineduc entregó por error a la UCV

Spread the love

Los tres mil millones que el Mineduc entregó por error a la UCV durante “el mejor gobierno de la historia”

Mientras Harald Beyer estaba al mando del Ministerio de Educación, la cartera calculó mal los dineros que debía transferirle a la Pontificia de Valparaíso por créditos del Fondo Solidario y recién se percató de su error un año después. Hoy la Universidad reclama que devolver el monto “puede causar daños de difícil o imposible reparación” para el plantel.

harald-beyer-230x230Fue un error en la plantilla de un Excel. En vez de considerar el total de la recuperación de platas por créditos del Fondo Solidario de años anteriores, en el Departamento de Ayudas Estudiantiles del Ministerio de Educación consideraron el subtotal, lo que a la larga significó que la Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) recibiera $2.310 millones extra el 2012. Dineros que no le correspondían.

Un año después, el error siguió teniendo consecuencias. El 2013, la PUCV volvió a recibir platas de más, esa vez fueron $867 millones, porque ese año se utilizó como estimación base la planilla de recuperaciones utilizadas el 2012. En total, fueron $3.176 millones mal transferidos a la Católica de Valparaíso.

La asignación de dineros públicos para el Fondo Solidario no es algo sencillo. El Ministerio de Educación año a año descuenta, de las asignaciones que transfiere a las universidades, los dineros que estas han logrado recuperar de pagarés que antes firmaron otros estudiantes que pasaron por las aulas. El error del 2012 fue que la PUCV logró recuperar $3.793 millones, y no los $1.483 que consideró en su minuto el Ministerio, desencadenando la entrega errada de recursos.

Desde la cartera que hoy comanda Nicolás Eyzaguirre confirman la información, pero no entregan mayores detalles, debido al sumario que está en proceso: “La administración anterior cometió un error en la entrega de fondos a dicha universidad (entregó en exceso) y esta administración ordenó inmediatamente un sumario para investigar y perseguir la responsabilidad administrativa por estos hechos. Asimismo, respecto de la responsabilidad civil (recuperación de platas) esta administración pidió formalmente a la Contraloría que se pronunciara sobre el mecanismo correcto para obtener la pronta recuperación de los fondos (descuento de las próximas transferencias, devolución directa u otro mecanismo)”, indican en el Mineduc.

Debido al episodio, el Mineduc inició un sumario para determinar responsabilidades. En esa investigación interna ha declarado Lorena Silva, jefa del Departamento de Ayudas Estudiantiles desde el pasado gobierno de Sebastián Piñera. Fuentes de Educación comentan que Silva llegó al Ministerio de la mano del ex jefe de la División de Educación Superior del Mineduc, Juan José Ugarte, quien reclutó a sus colaboradores de entre sus cercanos de la Universidad Católica de Santiago.

Desde la cartera que hoy comanda Nicolás Eyzaguirre confirman la información, pero no entregan mayores detalles, debido al sumario que está en proceso: “La administración anterior cometió un error en la entrega de fondos a dicha universidad (entregó en exceso) y esta administración ordenó inmediatamente un sumario para investigar y perseguir la responsabilidad administrativa por estos hechos. Asimismo, respecto de la responsabilidad civil (recuperación de platas) esta administración pidió formalmente a la Contraloría que se pronunciara sobre el mecanismo correcto para obtener la pronta recuperación de los fondos (descuento de las próximas transferencias, devolución directa u otro mecanismo)”, indican en el Mineduc.

MILLONES EN EL LIMBO

Según documentos a los que pudo acceder El Mostrador, el error en el cálculo fue detectado en agosto del 2013 por el Departamento de Ayudas Estudiantiles, luego de comparar los estados financieros 2011 y 2012 de las universidades agrupadas en el Consejo de Rectores. 

En esa misma revisión se detectó otro error cometido el mismo 2012, aunque por un monto menor: se le transfirieron $57 millones más de los que le correspondían a la Universidad de Magallanes (los que se descontaron de los recursos entregados el 2013), mientras que el mismo año hubo otro error en el procedimiento para asignar recursos a la Universidad Católica del Maule.

Debido a la seguidilla de fallas, un documento privado del Mineduc habla de un “sistema insatisfactorio de control interno”, en el que se agrega: “En general, el Fondo Solidario de Crédito Universitario presenta debilidades críticas en el proceso de pago, específicamente en el cálculo de pago y emisión por decreto, por lo que se concluye que los controles evaluados podrían no ser capaces de proporcionar una garantía razonable acerca de la adecuada gestión de los riesgos asociados al proceso y al logro de sus objetivos y metas”.

Siendo más duro aún, el mismo documento señala que estos episodios provocan “una falta de credibilidad en el proceso de cálculo del pago y emisión de los decretos de pago en las futuras asignaciones”, asociadas al Fondo Solidario.

DINERO QUE NO VUELVE

En una resolución enviada el 28 de noviembre del 2013, por el entonces jefe de la Divesup, Alberto Vásquez, al rector de la PUCV, Claudio Elórtegui, la autoridad ministerial informó que se invalidarían los decretos que permitieron la entrega errada de recursos , lo que alertó a la universidad con sede en Valparaíso.

“En efecto, la ejecución del acto administrativo impugnado provocará un perjuicio de difícil reparación a la PUCV”, señala la universidad en la respuesta que envió a la cartera el 6 de diciembre del 2013, solicitando que se dejara sin efecto la resolución que anulaba el errado traspaso de dinero, ya que “su ejecución puede causar daños de difícil o imposible reparación para esta parte”. Hasta el momento, los dineros siguen sin devolverse al fisco.

En la Universidad Católica de Valparaíso no quisieron referirse al tema, a pesar de los intentos deEl Mostrador para conocer su versión de los hechos.

El rector de la Universidad de Valparaíso, Aldo Valle, señala que conoce “de oídas” el caso, pero que este no se ha conversado oficialmente en el Consejo de Rectores. De todas formas, plantea que “para una universidad siempre va a ser un problema restituir grandes sumas de crédito solidario, porque los presupuestos son ajustados”.

Ninguna de las ex autoridades del Ministerio quiso referirse al caso. Juan José Ugarte no devolvió los llamados que se le hicieron a la Facultad de Arquitectura de la UC ni al Centro de la Innovación de la Madera de la misma casa de estudios, donde actualmente se desempeña. Lo mismo ocurrió con el ex subsecretario Fernando Rojas, quien ahora es gerente comercial de AFP Habitat. “Fernando no está dando ningún tipo de declaración con nada que se relacione con educación”, contestaron en la gerencia comercial de Habitat, donde ni siquiera quisieron enterarse del tipo de consulta que se le haría.

Aunque el ex ministro Harald Beyer tampoco quiso referirse públicamente al tema, sus cercanos comentaron que cuando se encontró el error él ya estaba fuera del Mineduc, y que este pudo detectarse gracias al sistema de revisión de los estados financieros de las universidades que el mismo Beyer instaló durante su gestión.

via: el mostrador