¡No coma esto! 10 alimentos que reducen la inteligencia

Spread the love

La sal. A pesar de los beneficios del cloruro sódico, el consumo excesivo de sal es una de las principales causas de hipertensión y el peor enemigo del corazón. Los médicos alertan de que una alta cantidad de sal en el organismo puede reducir la capacidad de aprender y de pensar.
© REUTERS Finbarr O’Reilly

11111

Comida chatarra. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Monreal, los platos habituales de las cadenas de restaurantes de comida rápida, como hamburguesas, papas fritas, refrescos gaseosos y pizza, alteran los procesos químicos cerebrales, lo que puede provocar depresión y ansiedad. Los investigadores también señalan que la comida chatarra rica en grasa no genera sensación de saciedad y genera una especie de círculo vicioso, ya que siempre queremos más.
© REUTERS Lucy Nicholson

22222

El alcohol. El consumo prolongado de bebidas alcohólicas puede causar la llamada ‘niebla cerebral’, una sensación de confusión mental que reduce la capacidad de memorizar y de pensar con claridad. No obstante, estos efectos negativos puedes ser reversibles si se detiene el consumo de alcohol.
© REUTERS Mario Anzuoni

33333

El azúcar. La sacarosa, especialmente la refinada, es uno de los productos más dañinos para todo el organismo humano. Además de causar sobrepeso, diabetes y muchas otras enfermedades, el azúcar puede reducir la memoria, interferir en la capacidad de aprendizaje y generar problemas neurológicos.
© REUTERS Cathal McNaughton

44444

Frituras. Los alimentos fritos y procesados destruyen lentamente las células cerebrales, principalmente debido a los componentes dañinos de los aceites con los que se cocinan, que incluyen colorantes, aditivos, conservadores y saborizantes artificiales. Estos elementos, por su parte, afectan el comportamiento, el funcionamiento cognitivo de las personas y pueden causar hiperactividad en niños y en adultos.
© REUTERS Sam Mircovich

55555

Los cereales. Cada vez más médicos y nutriólogos se inclinan por pensar que el consumo de grano es negativo para el organismo humano y especialmente para el cerebro. Los investigadores alertan de que los cereales generan envejecimiento prematuro y pueden están relacionados con la demencia y el alzhéimer.
© REUTERS Navesh Chitrakar

66666

Productos precocidos. Las comidas preparadas que normalmente se compran en el supermercado y que solo hay que calentar en el horno o en el microondas hacen degenerar las neuronas del cerebro, lo que tiene un fuerte impacto negativo en el sistema nervioso central.
© REUTERS Michael Buholzer777777

Grasas trans. Este tipo de grasa, que se forma cuando el aceite líquido se solidifica mediante la adición de hidrógeno, se encuentra en aperitivos, ‘snacks’ salados, galletas, barritas de cereales, pizzas, hamburguesas, magdalenas, empanadas, productos precocidos y un largo etcétera. Además de ser el peor enemigo para la figura, este alimento ralentiza la calidad de las reacciones y reflejos. El consumo prolongado de grasas trans puede causar una especie de contracción cerebral e incluso reducir el volumen cerebral tras dañar las arterias y alterar el flujo sanguíneo.
© REUTERS Mario Anzuoni

88888

Edulcorantes artificiales. Si se consumen durante un tiempo muy prolongado, los edulcorantes se almacenan en el organismo, que no es capaz de procesarlos debido a su origen químico. La presencia de sus elementos en nuestro cuerpo, por su parte, puede causar daños cerebrales y afectar la capacidad cognitiva.
© www.caravel.sc.edu

99999

Embutidos. Las salchichas, chorizos y otros tipos de embutidos contienen proteínas industriales que estorban el correcto funcionamiento del sistema nervioso central.
© REUTERS Umit Bektas

101010