Nueva batalla económica en Venezuela

Spread the love

El tema económico se ha vuelto el eje de ataque de sectores internos y externos que insisten en desacreditar y debilitar el proceso de cambios iniciado por Hugo Chá­vez en Venezuela.

f0016780-458x302Cerca del 40 % de los productos que destina el Gobierno al consumo popular se escapan por el contrabando.

 

El tema económico se ha vuelto el eje de ataque de sectores internos y externos que insisten en desacreditar y debilitar el proceso de cambios iniciado por Hugo Chá­vez en Venezuela. El Gobierno Bol­i­var­ia­no enfrenta una guerra económica que mella contra su propósito de llevar a precios justos los productos de primera necesidad que de­mandan los sectores humildes.

El Ejecutivo venezolano se concentra desde hace varios meses en el fenómeno del contrabando hacia países fronterizos, por el que se calcula que se pierde cerca del 40 % de los productos que se dedican al abastecimiento popular.

Entre las medidas aplicadas para frenar lo que denominan “bachaqueo”(contrabando fronterizo, fundamentalmente con Colombia) está la implementación de un sistema biométrico de alcance nacional.

Acorde con el superintendente de Costos y Precios Justos, Andrés Eloy Méndez, el sistema de captación de huellas dactilares informatizado permite registrar los datos de los usuarios en apenas 40 segundos, y con ello ayuda a evitar las compras con carácter comercial.

Este es un mecanismo legal para que los usuarios obtengan los productos con precios justos y evitar así el acaparamiento, comentó Méndez al aplicar el plan piloto en el estado Zulia, uno de los más afectados por el contrabando de productos.
“La familia venezolana más allá de estridencias, sabe que esto va en favor de todos los venezolanos porque así lo ha pedido (Nicolás) Maduro, quien es el presidente de todos los venezolanos”, indicó el Superintendente.

Méndez agregó que el sistema no plantea restricciones por cantidades y su objetivo es garantizar la distribución justa de los productos dedicados al pueblo venezolano.

Añadió que el plan no solo va a los supermercados, sino que se irá extendiendo a todos los centros de distribución de mercancías de productos de primera necesidad, incluyendo los medicamentos.

Para tener una dimensión de esta nueva etapa de la ofensiva económica, solo en Zulia se decomisaron 102 mil cajas de amoxicilina. La información la brindó el vicepresidente ejecutivo del país, Jorge Arreaza, quien detalló que fueron decomisados también 63 mil litros de combustible y diez toneladas de alimentos durante un operativo realizado en la localidad fronteriza de Molinetes, ubicada en el municipio Mara de dicho estado.

Arreaza destacó que esta era una “batalla irreversible” e insistió en que hay que detener “definitivamente” el contrabando en la frontera y “blindar la alimentación, la salud y la vida del pueblo de Venezuela”.

A su vez, el presidente de la Asamblea Na­cional, Diosdado Cabello, insistió en la necesidad de ir a fondo en la lucha contra el contrabando. “Los operativos que se han venido haciendo en el marco de este plan nacional de la lucha contra el contrabando nos han permitido descubrir depósitos a lo largo de la carretera (…) tenemos que ir a fondo“, sentenció el Pre­sidente de la Asamblea Nacional.

Comentó que muchos de los productos que terminan en manos del contrabando son producidos por el Gobierno y entregados a empaquetadoras que son las responsables de que se hayan desviado.

Cabello aseguró que el problema era de “todo el Estado y no solo del Gobierno: debe aplicárseles todo el peso de la ley a quienes están ju­gando con el hambre de los venezolanos”.

Fuente: Periódico Granma

El Ciudadano