Palestina advierte de aumento de atrocidades israelíes en sus territorios

Spread the love

ask4[1]El Ministerio palestino de Asuntos Exteriores condenó el martes, las políticas expansionistas del régimen de Israel que incluyen la demolición de las viviendas de los palestinos en la ciudad de Al-Quds (Jerusalén).

En un comunicado emitido la jornada anterior, la cartera palestina, al calificar esta medida como una parte inseparable de los castigos masivos contra la nación palestina, advirtió de un incremento en la tasa de la violencia que practica el régimen de Israel contra los palestinos en sus propios territorios.

Según el Ministerio palestino, la política del régimen usurpador de animar a los colonos para que ataquen a los palestinos y la Mezquita Al-Aqsa en Al-Quds, supone una evidente llamada a la guerra y al conflicto, además de un desafío a las normas internacionales y la solicitud de la comunidad internacional para el cese de los proyectos de construir nuevos asentamientos en los territorios ocupados palestinos.

Esta nota oficial, además criticó el silencio que guardan las organizaciones internacionales competentes ante los crímenes que comete el régimen usurpador de Tel Aviv y urgió a la formación de una movilización pro Palestina, en un intento por obligar a las autoridades israelíes para que respeten el derecho internacional y los convenios de Ginebra.

En la misma jornada, los soldados israelíes distribuyeron anuncios entre los residentes sobre la pronta usurpación de más de 30 hectáreas de tierras pertenecientes a los palestinos en Cisjordania. Con la puesta en práctica de esta medida, los israelíes cortarán conexión de los palestinos residentes en esas tierras con la ciudad de Ramalá, en la ocupada Cisjordania. En octubre, las autoridades del régimen de Israel ordenaron la confiscación de unas 8 hectáreas de tierras de cultivo palestinas en el sur de la localidad de Al-Jader, en el sur de la provincia de Beitolahm (Belén), centro-sur de Cisjordania.

Y en agosto, anunciaron la confiscación de 400 hectáreas de territorios palestinos en Beitolahm, cerca del conjunto de asentamientos israelíes de ‘Gush Etzion’, en la ocupada Cisjordania. Las construcciones ilegales del régimen israelí han provocado las críticas de la comunidad internacional. En este sentido, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en reiteradas ocasiones, ha exigido el cese de esta colonización. Más de medio millón de israelíes viven en más de 120 asentamientos ilegales construidos después de la ocupación de Cisjordania y Jerusalén (Al-Quds) en 1967.

Hispantv