Panamá Papers: «El escándalo redirigirá billones de dólares a EE.UU.»

Spread the love

5703d8b6c361880b048b45d2El escándalo de los llamados ‘papeles de Panamá’ es un intento de redirigir los grandes flujos financieros de las zonas ‘offshores’ o paraísos fiscales hacia EE.UU., sostiene el periodista y experto financiero alemán Ernst Wolff en una entrevista a Sputnik. Según Wolff, el hecho de que las filtraciones no afecten a ninguna empresa estadounidense, podría indicar que el escándalo es parte de una estrategia del país norteamericano.

¿Qué son los paraísos fiscales? Se lo explicamos en 10 sencillas tarjetas
«Lo que está sucediendo ahora es que EE.UU. está tratando de ‘secar’ ciertos paraísos fiscales para presentarse a sí mismo como el nuevo y mayor paraíso fiscal del mundo», afirma el periodista. Anteriormente, Washington logró socavar el principio del secreto fiscal en Suiza, que actualmente está obligada a proporcionar a EE.UU. los datos de ciudadanos estadounidenses.

Billones de dólares distribuidos

Mientras tanto, en territorio estadounidense está vigente un secreto bancario ilimitado y los Estados de Nevada, Dakota del Sur, Wyoming y Delaware son «paraísos fiscales absolutos», explica Wolf, añadiendo que tras este escándalo multitud de individuos y corporaciones retirarán sus fondos de las compañías ‘offshore’ para redirigirlos a los dos primeros Estados.

«En estos ‘offshores’ hay distribuidos alrededor de 30-40 billones de dólares. Y EE.UU., claramente, está interesado en redirigir estos fondos a su país», ha indicado.

La revelación de los llamados ‘papeles de Panamá’, la filtración masiva de documentos financieros sobre empresas en paraísos fiscales, se convirtió rápidamente en el tema principal de la actualidad informativa de todo el mundo. Según los materiales descubiertos, 11 millones y medio de documentos procedentes del despacho de abogados panameño Mossack Fonseca, doce jefes y exjefes de Estado, así numerosas figuras del ámbito político, cultural y deportivo de diferentes países, estarían vinculados a empresas en paraísos fiscales. En un mensaje en Twitter, el exempleado de la CIA Edward Snowden ha calificado la revelación como «la mayor filtración en la historia del periodismo de datos».