«Parece una limpieza étnica»: EE.UU. hostiga a las personas sin hogar

79b74d42bfbfd3527ff6e260b13bce73_article

Las autoridades de muchas ciudades de EE.UU. avanzan en su política de perseguir, multar y finalmente expulsar a las personas sin hogar. Un policía retirado cuenta que esta estrategia tiene mucho en común con la limpieza étnica.

Arnold Abbott, un antiguo jefe de Policía de 90 años del estado de Pensilvania, explicó cómo tratan a las personas sin techo las autoridades de su ciudad: «Querrían meterlos en un autobús y enviarlos a Miami o Palm Beach. Esto es algo muy parecido a una limpieza étnica. Pero no lograrán su objetivo».

Abbott es director de Love Thy Neighbour (‘ama a tu vecino’), una organización que lleva más de 20 años alimentando a las personas sin hogar.

El mismo problema fue evidenciado por un periodista de ‘The Independent’ en otro lugar de EE.UU., Fort Lauderdale, en Florida. Allí las autoridades adoptaron dos leyes que prohíben orinar en público y dejar pertenencias desatendidas en el espacio público. Se preparan asimismo otras leyes para complicarles la vida a las organizaciones benéficas que sirven comida a las personas sin hogar en los espacios públicos, como Love Thy Neighbour.

«En parte es por cuestiones económicas, pero la mentalidad elitista también tiene mucho que ver. No quieren que nada perturbe su ilusión de una existencia perfecta», explica Jeff Weinberger, de la campaña Broward Homeless Campaign.

Un reciente estudio del Centro NLCHP reveló que otras 187 ciudades de EE.UU. llevan a cabo políticas de criminalización de los sin techo.

Desde el año 2011, dice el informe, han aumentado en un 60% las leyes que prohíben acampar en público, diseñadas esencialmente para garantizar que las personas sin hogar infrinjan la legislación incluso cuando duermen. El número de prohibiciones de sentarse o tumbarse en lugares como parques o playas se incrementó en un 43% en el país.