Pesca milagrosa: delito de cohecho pende sobre el senador UDI Jaime Orpis

Spread the love

A_UNO_477012_654ef1-230x230La Fiscalía que investiga eventuales pagos a tres de sus asesores, pondrá el foco también en su trabajo legislativo. Al menos en tres ocasiones el parlamentario impulsó proyectos de ley para aumentar la extracción de jurel, en la misma línea de los intereses de la compañía, lo que finalmente se logró a través de una moción enviada por el Gobierno de Piñera en 2011.

En medio de la investigación que sigue la Fiscalía Oriente, por los supuestos pagos que el senador UDI Jaime Orpis recibió desde Corpesca a través de tres asesores, surgen nuevos antecedentes que complican la situación del parlamentario. A la declaración del ex gerente de la pesquera, Francisco Mujica, que reconoció que Orpis pidió apoyo económico a la empresa para pagar deudas de campaña, se suman los datos aportados hoy por La Segunda, que revelan cómo el parlamentario operó en el Congreso impulsando leyes para favorecer a la compañía.

En 2007, presentó una moción legislativa para ampliar las cuotas de extracción de jurel en la zona norte. El proyecto fue patrocinado también por un grupo de ahora ex senadores por la zona norte, entre ellos Carlos Cantero, José Antonio Gómez y Fernando Flores. El proyecto proponía rebajar la talla de los especímenes autorizados para ser capturados, de 26 cm a 21,5 cm.

En ese momento, la iniciativa fue rechazada por la asociación de industriales pesqueros del sur, que apuntó precisamente a Corpesca como gestor de la misma. “No cabe ninguna duda de que el proyecto de ley hace eco claramente de lo que señala el gerente de Corpesca”, dijo en ese entonces Luis Felipe Moncada, representante de Asipes.

En efecto, Corpesca es dueña del 82% de la cuota de extracción en la zona que abarca desde Arica a Antofagasta. La empresa ligada al grupo Angelini venía proponiendo aumentar justamente la cuota de captura.

La iniciativa impulsada por Orpis fue rechazada en 2007, pero el parlamentario insistió con otra moción en solitario en junio de 2009. Poco después consiguió las firmas de Gómez y Cantero. Este último admitió que se plegó al proyecto porque favorecía también a los pescadores artesanales. Pero reconoció que los gremios de la industria están fuertemente organizados. “Las presiones que más se hacen son las de la pesca”, dijo al vespertino.

Ninguno de los proyectos de Orpis fue aprobado. Pero, en 2011, el Gobierno de Sebastián Piñera envió una reforma, un artículo transitorio que regulaba la extracción de jurel con fines “científicos” aumentando la talla a 22 cm. Orpis insistió en que la norma se aprobara automáticamente y se convirtió finalmente en ley.

Con estos datos, la Fiscalía que investiga los posibles pagos al entorno de Orpis, también está poniendo el foco en su trabajo legislativo para determinar si hubo cohecho.