Productores denuncian presunta colusión entre Soprole, Nestlé y Watt´s

Spread the love

vacas-lecheras1-e1324909545976Productores de leche presentarán una demanda en el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia en contra de Soprole, Nestlé y Watt’s, acusando que el comportamiento anti competencia de estas empresas ha presionado a la baja el precio de venta de los productores primarios. En tanto, Joaquín Morales, experto en derecho comercial de la Universidad de Chile, señala que el precio para la venta de leche cruda debiese ajustarse a la realidad del mercado lácteo local.

Entre septiembre de 2006 y abril de 2014 los productores primarios de leche habrían dejado de recibir al menos 737, 8 millones de dólares. Esto, producto de un comportamiento anti competitivo que mantendrían las empresas procesadoras Soprole, Nestlé y Watt’s. Frente a este escenario, la Federación de Productores de Leche (Fedeleche) presentó una demanda ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TLDC) en contra de dichas empresas.

“Nuestra demanda se funda en un comportamiento anti competitivo por parte de la industria procesadora, específicamente, Soprole, Nestlé y Watt’s.

Fedeleche argumentó que “en un mercado competitivo lo que manda es el valor del precio internacional”, el cual, durante este ciclo de ocho años, ha ido en alza. No obstante, aquella dinámica del mercado global de la leche, no ha repercutido favorablemente para los productores primarios en Chile. Esto por no existir competencia en los precios de venta de los productos ya procesados, como lo son, por ejemplo, el yogurth, la margarina, la leche en sus diversos formatos, etc.

Horacio Carrasco, presidente de Fedeleche, explicó que las empresas procesadoras demandadas, habrían ajustado y mantenido sus precios lo que provocó que ellos aumentaran sus márgenes de ganancias a expensas de un bajó precio que pagan a los productores primarios.

“Nuestra demanda se funda en un comportamiento anti competitivo por parte de la industria procesadora, específicamente, Soprole, Nestlé y Watt’s. Cuando el precio de la leche a nivel internacional sube, debieran traspasar en forma íntegra ese valor hacia el productor primario y esto no ha sucedido en el tiempo, por lo tanto, estas empresas procesadoras no han competido, y además, se han quedado con gran parte de esas rentas económicas”, enfatizó Carrasco.

Ante esta demanda sólo Soprole emitió un comunicado en el que asegura que aún no tienen conocimiento del contenido del documento presentado por Fedeleche ante el TDLC. Sin embargo, manifestaron que todas sus políticas e iniciativas desarrolladas hacia el sector productor “están diseñadas conforme a la legislación vigente y tienen por objetivo promover la competitividad y el desarrollo de todo el sector”.

Por su parte, Joaquín Morales, académico de derecho Comercial de la Universidad de Chile, explicó que el país posee una institucionalidad de libre competencia. Por lo tanto, el precio de la leche para los productores primarios no debiese ajustarse al valor internacional del producto, sino a la realidad del mercado local.

“Desde el punto de vista específico de la libre competencia, la importancia del precio internacional no es relevante en el sentido de que debiese existir un precio de acuerdo a la realidad chilena. El ideal es que la oferta y la demanda sean los que determinen los precios de los productos y servicios. Lo que estaría denunciando hoy Fedeleche es que habría un acuerdo entre sus compradores que habría afectado la competencia entre los demandantes de leche respecto a los oferentes de leche que son los productores”, precisó

El experto agregó que es importante “saber cuáles son las distancias del margen de utilidad entre el comprador de leche, versus el margen de utilidad que recibió el productor.

Factor por el cual Morales advirtió que podría haber una alegación por parte de los demandantes. En línea con lo anterior, insistió en que ahora Soprole, Nestlé y Watt´s deben explicar ante el TDLC “por qué su comportamiento de compra de leche cruda, durante los últimos años, ha sido abiertamente inconsistente con un mercado competitivo”.

Por Pamela López

Fuente: Radio U. Chile