¿Qué es la Troika y por qué Grecia quiere acabar con ella?

Spread the love

BWI-BS288199La llegada de SYRIZA al poder ha removido Europa hasta el punto de que la Comisión Europea se plantea aceptar la petición de Grecia de disolver la Troika como gesto político de la voluntad de la Unión Europa para llegar a un acuerdo con el país heleno. Alexis Tsipras marca posiciones y países como Italia o Francia se pronuncian a favor de la petición griega de disolver la Troika. Muchos expertos piensan que esta disolución sería poco más que un gesto simbólico, pero lo cierto es que supondría el primer éxito de la política de Syriza. Antes de ahondar en todo lo sucedido estos últimos dias en el terreno europeo, es importante aclarar qué es la Troika y para qué sirve.

¿Qué es la Troika?

El término Troika originariamente se refiere a la palabra rusa con la que se designa a un carruaje tirado por tres caballos, pero fue el vocablo escogido por Rusia para dar nombre a la alianza política alcanzada por Stalin, Kamenev y Zinoviev para, tras la muerte de Lenin, hacer frente a la corriente política liderada por Trotsky.

Actualmente, la TROIKA es el grupo de decisión formado por tres poderosos organismos: la Comisión Europea -CE-, el Banco Central Europeo -BCE-, y el Fondo Monetario Internacional -FMI-.

La Comisión Europea funciona como el gabinete de gobierno de la UE. En este organismo decansa el poder ejecutivo de la Unión Eurpea y se encarga, a grandes rasgos, de proponer la legislación, de la aplicación de las decisiones, y de la defensa de los tratados de la Unión. En la CE está respresentado cada uno de los Estados miembro, aunque éstos representan los intereses de la UE en su conjunto, en lugar de los intereses de sus respectivos estados. Es la guardiana de los tratados, la coordinadora de las políticas de la Unión y la responsable de la ejecución del presupuesto comunitario.

El Banco Central Europeo es la administración que se encarga de manejar la política monetaria de los 19 estados miembros de la eurozona. Su objetivo principal es velar por la estabilidad de los precios en la zona euro y por que el sistema financiero de la UE sea estable, por lo que se encarga también de la vigilancia del sector bancario. El BCE interviene en los países cuyos bancos sufren déficit de crédito prestándole dinero para estabilizar el sistema financiero. Es importante saber que el BCE tiene el derecho exclusivo de emisión de billetes de euro.

Por último, el Fondo Monetario Internacional es una institución internacional que reúne actualmente a 188 países. Sus principales funciones, según la teoría, son facilitar la expansión y el crecimiento equilibrado del comercio internacional, así como fomentar la estabilidad en las transacciones económicas internacionales e infundir confianza a los países miembros poniendo a su disposición ciertos recursos del Fondo a cambio, claro, de la imposición de duros programas económicos. Este organismo recibe duras críticas basadas en que, debido al papel dominante que tienen los países desarrollados dentro del organismo, el FMI orienta sus políticas globales al fomento del capitalismo.

¿Para qué sirve la Troika?

Explicándolo de forma sencilla y resumida, una de las principales funciones de la Troika es intervenir en aquellos países de la Unión Europea que sufren graves problemas económicos, mostrándoles el camino que deben seguir para ser rescatados de la crisis. Si los estados cumplen con las indicaciones dadas por la Troika -que suelen ser de austeridad y recortes- los países cobrarán la ayuda económica que les ofrece este organismo, y que el país intervenido le tendrá que devolver durante los siguentes años.

Troika hombres de negroDe esta forma, el país con dificultades económicas será rescatado a cambio de imponer una dura política de austeridad a la población y de endeudarse por muchos años, lo que se traduce en una pérdida de autonomía de los estados intervenidos que, hasta que no devuelvan la deuda, tendrán que actuar de acuerdo a lo impuesto por la Troika y los organismos que la componen. Periódicamente, los países intervenidos -Grecia, Irlanda y Portugal- reciben la visita de una delegación denominada popularmente “los hombres de negro” que se encargan de corroborar que el país rescatado adopta correctamente las reformas comprometidas.

Esta forma de funcionar que tiene la Troika le restó mucha soberanía a Grecia después de ser rescatada, ya que el estado heleno se vio obligado a implantar las medidas de austeridad que la Troika le imponía y cumplir todas las condiciones que la organización internacional le dictaba desde Bruselas. Este es uno de los motivos por los que los griegos viraron tan radicalmente el timón de la política en las pasadas elecciones, dando el triunfo casi con mayoría absoluta a SYRIZA, agrupación política de izquierdas que prometía romper con la Troika y acabar con las políticas de austeridad que habían asfixiado a la población helena durante los años anteriores.

Tras su victoria, Tsipras adviritió que no reconocería a la Troika como interlocutor válido, según fuentes del Ministerio de economía. A consecuencia de esta noticia, que removió el escenario europeo, la idea de poner fin al grupo de decisión formado por la CE, el FME y el BCE ganó apoyo en las grandes capitales de Europa. El gobierno francés aseguró este martes que se podrían encontrar “fórmulas diferentes” y alternativas a la troika, según la información publicada por el diario El País.

Italia también ha mostrado cierto apoyo a los intereses helenos. El primer ministro italiano Matteo Renzi, regaló este martes a su homólogo griego Alexis Tsipras una corbata para que la use “cuando Grecia salga de la crisis” a consecuencia de que Tsipras declaró antes de las elecciones que se pondría corbata cuando el país heleno supere la difícil situación en la que se encuentra. Por otro lado, y como era de esperar,Alemania se opone a la disolución de la Troika pero, según algunos medios de comunicación alemanes, Berlín estaría dispuesta a aceptar una reforma de la institución.

Troika Tsipras y Juncker

Ante la posición política adoptada por Grecia, Bruselas se propone desmantelar la Troika, como un gesto de concesión hacia el Gobierno de Grecia, si éste acepta continuar devolviendo la deuda que acumula tras el rescate y que la Comusión Europea propone reestructurar, lo que ampliaría los plazos de devolución y reduciría los intereses. El presidente de la CE Jean-Claude Juncker, se reunió este miércoles con Alexis Tsipras para abordar el conflicto de la disolución de la Troika. Tras el encuentro Tsipras declaró que existe una voluntad “de trabajar para encontrar un acuerdo y un compromiso mutuamente aceptable para nuestro futuro común“.

Se desconoce cuál será el futuro de la Troika así como el de la Unión Europea y sus organizaciones; pero parece empezar a vislumbrarse la existencia alternativas viables a las políticas que tradicionalmente han sido impuestas por los gobiernos europeos.

Marta Úbeda

El Ciudadano