¿Que tan grande son los cometas que hoy nos visitan cerca de Marte y el Sol?

Spread the love

Una imagen compara el cometa Siding Spring con el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko y la ciudad de Los Ángeles.

Mientras todos esperaban las fotos del encuentro cercano del cometa Siding Spring con Marte el 19 de octubre, la Agencia Espacial Europea ESA publicó una imagen comparativa de su tamaño con respecto al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko y la ciudad de Los Ángeles.

cometas_ta_o_Comp_67P_vs_SSpriA la derecha se observa el cometa C/2013 A1 Siding Spring con su núcleo de unos 700 metros de tamaño, similar al centro de Los Ángeles.

Siding Spring se ve pequeño al lado del gigantesco 67P/Churyumov-Gerasimenko, de más de cuatro kilómetros de longitud, que es capaz de aplastar toda la ciudad. Este último es estudiado hoy desde la nave espacial Rosetta. (Foto a 10 kilómetros de distancia)(Foto) (Foto)

El cometa cercano a Marte obligó a los astrónomos ajustar las rutas de las cinco naves espaciales que orbitan el planeta, para evitar la colisión con los posibles escombros que lo siguen.

«Se puede decir que Marte se salvó y también las cinco naves espaciales en órbita [del planeta rojo]: de la India ( Mars Orbiter Misión ), de la Unión Europea ( Mars Express ) y de Estados Unidos ( MOD , MRO , MAVEN )», destacó ESA el 19 de octubre.

Siding Spring fue descubierto el 3 de enero de 2013, y desde esa fecha los científicos calcularon su trayectoria hasta concluir que pasaría cerca, pero sin impactarlo, a una distancia de 139.500 kilómetros del suelo marciano.

La forma de su extenso viaje indica que viene de una zona más lejana que los confines del Sistema Solar, llamada la nube de Oort, por esta razón los científicos están expectantes de los datos – desde las naves espaciales- que revelen datos de su composición, que se supone sería similar a la de los orígenes de nuestro sistema planetario.

La nube de Oort es una zona muy fría desde donde son atraídos por la gravedad del Sol algunos cuerpos congelados que finalmente orbitan a nuestra estrella.

Las estimaciones de la producción de gas y polvo del cometa Siding Spring son bajas y tanto el tamaño de la cola como de la coma – una nube de gas que rodea el cuerpo del núcleo sólido – son pequeñas, informó ESA.

Una hermosa foto la tomó justamente el Observatorio Siding Spring desde Australia la noche del 18 de octubre. Se ve el cometa, que viaja a 56 kilómetros por segundo, en dirección a Marte. (Foto)

En cambio el cometa 67P Churyumov-Gerasimenko, es otra historia. Fue descubierto en 1969 y es uno de aquellos cuya órbita dura menos de 20 años y que tienen una inclinación baja. Estos son «controlados por la gravedad de Júpiter, por lo que usualmente se les asigna el nombre de cometas de Júpiter», informó ESA en el mes de junio.

«Se cree que se originaron en el Cinturón de Kuiper, una gran reserva de pequeños cuerpos helados situados justo más allá de Neptuno. Como resultado de colisiones o perturbaciones gravitacionales, algunos de estos objetos helados son expulsados ​​del cinturón de Kuiper y caen hacia el Sol», y este es el caso del cometa 67/P, destacó el equipo de investigadores de la agencia espacial.

Es probable que al cruzar la órbita de Júpiter interaccionó con la gravedad del gigantesco planeta, y como resultado su órbita cambió, informó ESA. Por esta razón los astrónomos pronostican que su destino es que «será expulsado del Sistema Solar o chocará con un planeta o el Sol«.

La nave espacial Rosetta está siguiendo el curso de este cometa y tiene planeado disponer un aparato volador que aterrizará en el cuerpo celeste el 12 de noviembre, es la primera aventura de este tipo. (Foto) (Foto)

Hace veinte años un día 16 de julio de 1994 tan solo algunos fragmentos del cometa Shoemaker-Levy 9 chocaron con el planeta Júpiter y el telescopio Hubble inmortalizó las imágenes del gran impacto, mayor que el tamaño de la Tierra. Los viajes de algunos de estos cuerpos celestes pueden ser impredecibles por lo que los astrónomos siguen el curso de cada uno que se acerca.

Comentario: Los encuentros de nuestro planeta con rocas espaciales son mucho más frecuentes de lo que creemos y son parte permanente de la historia de la humanidad. Son muchos los científicos comprometidos con la verdad que han sacado a la luz este hecho que a la vista de cualquiera resulta aterrador.

Desde el 2011 la American Metor Society, ha reportado un aumento muy marcado de avistamientos y eventos relacionados con cometas, meteoros y meteoritos. Y tal parece, según muestra la evidencia, que el evento de Cheliabisk no será el único ni el más significativo en los meses venideros.

Cuadro de incremento de meteoros SOTT

© Sott.net
Gráfica que muestra el marcado aumento de eventos relacionados con ‘Bolas de Fuego’ desde 2005 hasta el 2013

Este tipo y cantidad de actividad cometaria NO es normal, NI común; sólo con revisar los registros de la AMS podemos darnos cuenta de lo que en verdad está sucediendo.

Laura Knight-Jadczyk hace un extraordinario trabajo conectando los puntos y haciendo visible un hecho singular que requiere de toda nuestra atención: catástrofes planetarias ocurren cíclicamente y están profundamente relacionadas con el desarrollo de la humanidad.

sott.net