Salud anuncia paro nacional para este martes

Spread the love

Trabajadores de la salud emplazan al gobierno a que tome la decisión “política” de dejar sin efecto las licitaciones de los hospitales Salvador y Félix Bulnes, y cumpla con su palabra de frenar la Ley de Concesiones. La movilización comienza a instalar el debate, ahora en la salud, respecto a la calidad en la atención de los pacientes y enfermos del servicio público, versus las divergentes miradas ideológicas sobre la administración de los recintos.

scratesgiordano-e1406226259342-600x330Desde el frontis del Hospital Felix Bulnes, la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud anunció un paro nacional de 24 horas para el próximo 7 de Agosto.

Sus demandas apuntan a detener lo que denominan “el lucro en la salud” emplazando al gobierno a tener voluntad política de dejar sin efecto las concesiones de los hospitales Salvador y Félix Bulnes, el primero, que hoy ya cumple 25 días de paro.

Además, exigen una solución definitiva a las obras de construcción con fondos públicos en los establecimientos del país

Óscar Riveros, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud, hizo un llamado a todos los trabajadores y usuarios a poyar la movilización.

La respuesta de los trabajadores obedece a la falta de decisión política de este Gobierno. Entendemos que este es un problema heredado, pero también le exigimos a la Presidenta Michelle Bachelet que cumpla su palabra de bajar las concesiones. El costo económico, Presidenta, es menor al costo político (…). Así como los estudiantes dieron la lucha el año 2011, invitamos a los usuarios que nos acompañen ese día de paro porque que les queremos explicar qué significa concesionar”, enfatizó el dirigente.

Matías Goyenechea, de la Fundación Creando Salud, organización que ha asesorado a los trabajadores y médicos del Hospital Salvador respecto a las implicancias de las concesiones hospitalarias, señaló que la evidencia local e internacional del modelo concesionario aseguran un buen modelo de negocio pero no medidas acordes a las necesidades de atención de salud pública.

“Por un lado, el excesivo costo que va a pagar el Estado, por la infraestructura y la operación del recinto, genera un sobre precio. Por otro lado, genera efectos sobre la calidad asistencial, pues si bien la concesión no está incorporada a la gestión clínica, hay un impacto directo. La evidencia internacional y la misma práctica local están dando cuenta que el modelo está pensado para hacer buenos negocios pero no está incorporando variables sanitarias”, precisó el cientista político.

Por su parte, el diputado, Jorge Rathgeb (RN), integrante de la Comisión de Salud, señaló que él es partidario de que el Gobierno adoptase medidas que apunten a dejar las concesiones de infraestructura de los hospitales en manos de las concesiones, con mejoras, pero la administración de los servicios en el aparato estatal.

Cabe recordar que este jueves la Comisión Investigadora de Concesiones Hospitalarias de la Cámara de Diputados, en su segunda cita, no pudo dar solución al conflicto por la futura concesión del Hospital Salvador, pues los informes económicos y sobre la adjudicación de la licitación solicitados al Ministerio de Obras Públicas y el Misal no fueron proporcionados.

Parlamentarios, trabajadores y médicos advirtieron que las conversaciones con las autoridades ministeriales están a punto de quebrarse, lo que se resolverá según los avances que esta tar