Todos somos Indignados, Chile enfermo.

Spread the love

marcha1-723x364Un desahogo…

Chile viene con una crisis de representatividad inmensa, cayendo hace bastantes años, producidos una y otra vez por estos acuerdos políticos que dicen mucho y hacen poco.

Chile en la actualidad ya está cansado, no es un país donde se viva mal, sino que tenemos un estado de ánimo depresivo y estresado que ya no podemos contener.

Cuando creíamos que ni el caso La Polar, el Johnson’s, la colusión de farmacias y los pollos, no podía ser peor en la ética nacional, se vienen como una avalancha el caso Penta, SQM y Caval, donde hasta los más alejados de la política nacional se querían enterar, casi como una nueva teleserie de moda, la ética nacional y el trabajar por el bien común se fue al suelo.


Y sobre todo, ¿Cuantos más tendrán que morir?, por el individualismo,en marchas sociales, tambíen por la falta de medicamentos, tratamientos o la espera en la intemperie; ¿ Cuantos caerán en depresión por la vida rápida y ajetreada que llevamos?, sin un descanso para compartir con quienes son nuestras familias.

Porque estamos cansados que la locomoción sea para algunos y para otros pase de largo, que tengamos que pelear un cupo por atendernos dignamente en el hospital y si somos de Isapre te dejan al final, obligándote a pagar además sumas incalculables. Porque los horarios de trabajo son extenuantes y los sueldos son bajos, hasta miserables para algunas personas. Porque invaden mi zona, mi territorio poniendo termoeléctricas, haciendo tratos con quienes dicen representarnos, destinando zonas de sacrificio del país. Porque en Chile no se planifican las ciudades, se actúa en la medida que ocurren catástrofes. Porque estamos pagando y pagando impuestos que no se ven reflejados en nada de lo público, porque todo está concesionado y volvemos a pagar. Porque marchamos y nos reprimen, algunos están cansados hasta de marchar y no ser escuchados. Porque todos los 21 de mayo nos marean con tanta medida y tanta reforma a la reforma y en las casas igual sube el pan y el alimento.

Y sobre todo, ¿cuántos más tendrán que morir?, por el individualismo,en marchas sociales, también por la falta de medicamentos, tratamientos o la espera a la intemperie; ¿cuántos caerán en depresión por la vida rápida y ajetreada que llevamos?, sin un descanso para compartir con quienes son nuestras familias.

Estamos cansados de que nos ninguneen con más deberes y menos derechos, si el deber ciudadano es querer hacer mejor el país, el único deber de todos es respetar la ley y quienes éticamente deberían hacerlo con honores, son los que nos representan y no lo hacen, el chileno ya dice BASTA.

Si hemos dejado pasar esto tantos años, casi una forma masoquista de idas y venidas con los mismos sinvergüenzas que se aprovechan de las necesidades con un mísero bono, esto no puede continuar.

El chileno se cansó y se está organizando, de a poco pero lo hace, con aciertos y derrotas, pero lo está haciendo, saliendo a parar su trabajo, como en las aduanas, saliendo a parar hospitales, saliendo a las calles a marchar, etc.

Pocas veces he visto tanta gente disgustada al mismo tiempo, hagamos de esa impotencia cambios, pero no sólo en letras, sino que en actitudes y juntémonos a conversar qué país queremos antes que todos nos matemos. Chile es una bomba de tiempo, que en cualquier minuto explotará.