Verguenza Nacional: Conservador de Santiago Gana $700 Millones al Mes

Desde hace tiempo se sabía que el Conservador de Bienes Raíces de Santiago, Luis Maldonado Croquevielle, era el funcionario público mejor pagado de Chile.

Pero lo que no se conocía es que su remuneración alcanza los $700 millones mensuales; o sea, la bonita suma de US$ 1.038.034 por mes, o si se prefiere US$12.456.408 al año.

Es difícil de creer, pero el dato lo entregó el diputado socialista Leonardo Soto, durante la discusión sobre el sueldo del secretario general del senado Raúl Guzmán, ascendente a $16 millones mensuales; claramente reguleque en comparación al de Maldonado, que es 43,75 veces mayor.

El anuncio causó sorpresa entre los presentes, y más de alguien pensó que Soto estaba en un error, o que le había agregado un cero a dicha remuneración.

Sin embargo, Soto aseguró que la información es verídica. “Me hago cargo”, agregó:

“Con sorpresa pude comprobar que el Conservador de Bienes Raíces de Santiago, que es un funcionario público, que depende del Poder Judicial, tiene un sueldo que sin duda es obsceno. Los antecedentes que tengo a la vista indican que Luis Maldonado gozaría de una renta mensual de aproximadamente $700 millones”.

Añadió que los datos los recibió por parte de funcionarios del mismo Conservador:

“Todo el mundo sabía que él tenía el sueldo más alto de Chile”.

Pero nunca tanto

Diputado Leo Soto@LeoSotoChile

Es obsceno que conservador de bienes raíces d Stgo reciba $700 millones en utilidades mensuales. Hoy exsupremo Pierry, dice q este «lucro» incentiva el germen de corrupción y tráfico de influencias en @PjudicialChile.
Ministro @HernanLarrainF hagamos algo para terminar con esto?

226 personas están hablando de esto

Diputado Leo Soto@LeoSotoChile

Monopolio millonario del Conservador de Bienes Raíces de Stgo debe terminar. Genera ingresos grotescos de $400 a $700 millones mensuales para sus titulares, x habitantes cautivos de 26 comunas. Pedimos modificación legal y Gobierno hará propuesta.

124 personas están hablando de esto

El parlamentario cuestionó el monto de las remuneraciones de los notarios, con el argumento de que el funcionamiento y selección de cargos en el Poder Judicial pueden llevar a la corrupción.

Formuló un llamado al ministro de Justicia, Hernán Larraín, para cambiar el sistema. “¿Hagamos algo para terminar con esto?”, escribió en su twitter.

Luego, explicó que se trata de un tema complejo, puesto que el sistema de notarios y conservadores no tiene límites en las utilidades que puede recibir:

“Este Conservador recibe demasiado dinero ya que es el único para 3/4 de la región Metropolitana y no existen conservadores para cada comuna. Este es un negocio comercial, que debería ser regulado y ser fragmentado. Al final es un monopolio que le hace mal a toda la sociedad chilena”.

Para calibrar en su real dimensión lo que significa este ingreso mensual, el Instituto Nacional de Estadísticas, INE entregó recientemente los resultados de su Encuesta Suplementaria de Ingresos (ESI) 2017, la cual estableció un ingreso promedio mensual de los chilenos de $554.493, y un ingreso mediano, el que recibe un individuo representativo de la mitad de la población”, de $379.673.

Esto significa que el señor Maldonado gana 1.226,4 veces más que el sueldo promedio de los chilenos, y 1.843,6 veces más que el sueldo mediano.

Convengamos que con ese dinero, Maldonado tiene que pagar gastos, entre ellos, la remuneración de sus empleados.

Pero, claramente, se trata un abuso que no se puede seguir permitiendo.

¿Quién es Luis Maldonado?

Luis Maldonado se sacó el premiado en 1997, durante el gobierno de Frei Ruiz Tagle. Entonces se decía que Maldonado tenía afinidades con la Democracia Cristiana.

Pertenece a un conocido clan familiar en el Poder Judicial.

Es hijo del ministro y presidente de la Corte Suprema, Luis Maldonado Boggiano, mientras que su hermana Mónica, fue fiscal del máximo tribunal. Ees también cuñado de un ex presidente de la Corte Suprema, el fallecido Mario Garrido Montt , que estuvo casado con su hermana Mónica. Su hijo, Luis Maldonado Concha, fue nombrado notario en San Miguel, al tiempo que lo asesora en la modernización de la institución, no precisamente por una bicoca. Un primo también trabaja para él, al igual que tres sobrinos, hijos de la fiscal Mónica Maldonado.

Sobre su patrimonio, es muy poco lo que se puede deducir de su declaración en InfoProbidad:

Apenas, que tiene dos actividades profesionales, participación en tres sociedades, propiedad de 12 bienes inmuebles, de un vehículo y un pasivo por $450 millones

Descargue la declaración de patrimonio de Luis Maldonado.

Conservadores dueños del Conservador

los tres conservadores de Santiago crearon la sociedad Triunvirato, que posee el edificio de Morandé donde funciona el conservador, pero que él abandonó ésta sociedad hace cinco años.

La historia que cuentan las escrituras y extractos de éstas -en más o menos simple- dice así: en 1999, al año siguiente de ser nombrado en su cargo, Maldonado Croquevielle unió fuerzas, arcas y firmas con Juan Edmundo Rojas García, conservador de hipotecas, y Kamel Saquel Zaror, conservador de interdicciones.

Los tres crearon Inmobiliaria e Inversiones Triunvirato, con un capital de $30 millones.

Los socios e integrantes de Triunvirato han cambiado con los años, pero no el hecho de que la inmobiliaria sigue siendo dueña de treinta y ocho bienes raíces en la capital y en Rancagua, entre ellos el identificado con el rol de avalúo fiscal 161-149 de Santiago, que corresponde al paño comprendido entre los numerales 432 al 442 de Morandé. Uno de ellos, el 440, era y sigue siendo la dirección del Conservador de Bienes Raíces de Santiago.

Maldonado dejó “Triunvirato” el 2005 al cederle su parte a Rojas y a Saquel. Entonces ingresaron a la administración de la sociedad las esposas de los otros dos conservadores: Mirella Retamal Rojas e Inés Martínez Henríquez, respectivamente. Luego, al 2008, ambas habían ingresado como socias, compartiendo propiedad con el conservador Rojas.

El 2014, Inés Martínez traspasó su parte a tres hijos suyos y del conservador Saquel, que quedaron con la mitad de la propiedad de “Triunvirato”; la operación se hizo por $276 millones. Lo mismo hizo el otro conservador, Rojas, y su esposa: le traspasaron el otro 50% de la inmobiliaria a sus seis hijas e hijos, por la misma suma.

Los nueve nuevos dueños de la inmobiliaria, y por tanto ahora del edificio donde funciona el CBRS, dejaron a sus padres como administradores de ésta. ¿Cuánto cuesta el inmueble completo, desde el 432 al 442 de Morandé? Una pista es su avalúo fiscal, que asciende a $1.705.346.007. El avalúo fiscal siempre es mucho menor -hasta cuatro veces menos- que el comercial.

¿Por qué esta figura? Quienes conocen algo de esta historia apuntan a que Triunvirato ha cobrado arriendo desde que posee el edificio.

Nepotismo notarial

En total, son 22 los parientes de los tres conservadores de Santiago, que trabajan con ellos, pero él sólo detalla algunos. Destaca que “Edmundo Rojas es conservador de hipotecas y tiene a sus hijos como empleados”, al igual que Kamel Saquel, quien tiene a sus “parientes” en provisiones.

En noviembre de 2015, ‘El Polígrafo’ de El Mercurio aseguraba que 100 de los 349 notarios que ejercían en ese momento en Chile eran parientes directos de otros notarios o de altos funcionarios públicos.

Entre ellos, ministros de la Corte Suprema y las Cortes de Apelaciones, encargados de confeccionar las ternas para la elección de los ministros de fe pública.

“En el nombramiento de notarios y conservadores intervienen dos poderes del Estado, no sé qué más transparente podría ser”, afirma un funcionario del sistema notarial al respecto.

Notarios hijos de otros notarios; hermanos notarios; hermanos notarios hijos, a su vez, de un notario; notarías que hijos heredaron de sus padres y, así, suma y sigue. Un ejemplo inaudito es el de Luis Maldonado Concha, notario en La Cisterna, hijo de Luis Maldonado Croquevielle, conservador de Bienes Raíces de Santiago, quien además es nieto de Luis Maldonado Boggiano, ex presidente de la Corte Suprema y sobrino de Mónica Maldonado Croquevielle, quien hasta junio de 2015 fue fiscal judicial del máximo tribunal del país, constataba ‘El Polígrafo’ a fines del año pasado.

Alfredo Martin, actual presidente de la Asociación de Notarios y Conservadores de Chile, no se escapa de la norma. Su padre, Ricardo Martin Díaz, fue ministro de la Corte Suprema entre 1964 y 1971 y abogado integrante de la máxima instancia judicial hasta que renunció en 1990. Ese año la misma corte designó a este senador de la República por ocho años, hasta 1998. Mientras se encontraba ejerciendo el cargo, su hijo Alfredo ingresó a la carrera notarial en Buin, en 1997. En 2000 ascendió a una notaría de San Miguel hasta agosto de 2004, cuando fue nombrado notario de la 15a Notaría de Santiago, en Providencia.

Fuera de control

El artículo 492 del Código Orgánico de Tribunales (COT), es una de las escasas normas legales que regula el dinero que entra a las arcas de los conservadores de bienes raíces, uno de los cargos mejores pagados de Chile.

El COT es tan antiguo, que otro de sus artículos dice que “el secretario o el administrador del tribunal que llame a concurso comunicará su apertura por télex, fax o telégrafo a todas las Cortes de Apelaciones del país”.

Otra norma relativa al sueldo de conservadores y notarios es el Decreto Exento 588, del Ministerio de Justicia. No regula su salario, los aranceles máximos que puede cobrar por cada trámite.

Eso es todo. No existe un texto que diga cuánto debe ganar un conservador o si está sujeto a alguna escala. Y las tarifas establecidas en el DE588 son sólo una referencia: de hecho, es común encontrarse con precios demasiado variables entre una oficina y otra.

Tampoco hay organismos ni instancias públicas que fiscalicen los ingresos de un conservador porque éstos no son funcionarios públicos; no están sujetos al estatuto administrativo y su estatus es el de ministros de fe.

En suma, lo que ganen depende de cuánto cobren por los trámites que hacen, y cuánto destinen de esa suma a pagar al personal, mantener la sede e invertir en actualizaciones.

El DE 588 no se reajusta desde 1998, un año después de que Luis Maldonado Croquevielle asumiera -nombrado por la adminstración Frei Ruiz-Tagle- como conservador de bienes raíces de Santiago.

A finales de 2006, Maldonado Croquevielle fue elegido presidente de la Asociación de Notarios, Conservadores y Archiveros de Chile, que agrupa a más de 400 socios. Hoy funge como Vice-presidente Conservador.

El lobby de esta poderosa organización gremial ha logrado sortear con éxito todos los intentos de regular las remuneraciones y el sistema de nombramientos de notarios y conservadores, incluyendo un proyecto de ley ingresado durante el Gobierno de Michelle Bachelet.

Sin embargo, puede contar, sobre seguro, que el Gobierno de Piñera no va a innovar.

Maratón de lobby

Hasta donde aparece en los registros asociados a la Ley del Lobby, Maldonado se ha reunido al menos con ocho autoridades y parlamentarios desde que comenzó un nuevo intento legislativo por cambiar el sistema. Lo ha hecho a nombre de su propia oficina y también como gestor de intereses por parte de Asociación de Notarios, Conservadores y Archiveros Judiciales de Chile.

En la nómina figura un encuentro de una hora con el ministro de Justicia, Hernán Larraín (7 de mayo del año pasado). El motivo formal fue un “saludo protocolar y dialogar sobre oportunidades de mejora del sistema registral y notarial”. Llegó acompañado de otros cinco gestores: Alfredo Marín Illanes, Marisol Lascar Merino, Juan Carlos Arriaza Ercoreca, Jorge Osnovikoff Romero y Kamel Saquel Zaror.

Saquel Zaror es uno de los tres conservadores que hay en Santiago. Sí: Maldonado no es el único, sino el que está a cargo de los registros de propiedad, comercio y aguas. Saquel Zaror tiene en su carpeta el registro de interdicciones y prohibiciones de enajenar, y Edmundo Rojas, el registro de hipotecas.

Con el diputado RN Sebastián Torrealba, que está en su primer período, Maldonado se juntó el 28 de agosto con el declarado fin de “entregar información sobre la labor de CBRS y su proceso de digitalización en relación a la reforma al sistema notarial y registral”.

El mismo mes y pocos días antes, el 6, se había reunido con otro debutante de la bancada RN, Francisco Eguiguren.

En octubre, el conservador pasó cambios y puso cuarta. El 5 de ese mes le tocó el turno a otro diputado RN, Gonzalo Fuenzalida; Reportajes relató en su artículo del domingo pasado que había aceptado una invitación de Maldonado para visitar su oficina.

Tres días más tarde, el 8 de octubre, figura una cita con el diputado Gabriel Boric, también para “dar a conocer el proceso de modernización digital que ha realizado el Conservador de Bienes de Raíces de Santiago en los últimos años”.

En la oficina del parlamentario magallánico dicen que se concedió el encuentro, al que “asistió Manuel Yáñez, asesor del Comité en representación” del diputado.

El mismo día lo recibió el diputado DC Matías Walker. Y el 22 de octubre, el diputado PC Hugo Gutiérrez.

Una semanas después –el 14 de noviembre- se reunió con el senador PS José Miguel Insulza.

Que se sepa, la ronda se cerró con su visita a la Subsecretaría de Derechos Humanos, el 4 de diciembre pasado, cuando advirtió al gobierno que se opondrá a la reforma que “corta” la carrera a los 75, invocando protección a los derechos humanos, un detalle: en el gobierno precisan que nunca se juntó con la titular, Lorena Recabarren, sino que con su jefe de gabinete, Nicolás Pizarro, y con la encargada de temas adulto mayor, Paula Rosales.

 

Fuente: Red Digital